Pedro Sánchez ha aprovechado su discurso en la Asamblea de la ONU para congratularse por la próxima exhumación de Franco, tras el fallo a favor del Tribunal Supremo. “Cerramos un capítulo oscuro”, ha dicho el presidente del Gobierno.

Publicidad

La sentencia del Supremo por la exhumación de Franco permite “cerrar un capítulo oscuro de la historia” de España. Así se pronunciaba Pedro Sánchez durante su discurso ante la Asamblea de la ONU, en Nueva York. El presidente del Gobierno insistía en que “ningún enemigo de la democracia merece un lugar de culto ni respeto institucional”.

Aunque ya se había pronunciado en Twitter tras conocerse el fallo del Supremo, Sánchez se congratulaba después ante los miembros de la ONU. Pero además de celebrar la sentencia, Sánchez lamentaba que España, “uno de los primeros estados modernos del planeta”, no formara parte del “club de estados fundadores de Naciones Unidas”. Y precisamente no lo fue por “una sencilla razón: la dictadura franquista”.

El presidente del Gobierno recordaba que el régimen “tuvo secuestrado a nuestro país durante casi cuarenta años, colaboró con los nazis en la Segunda Guerra Mundial, algo incompatible con formar parte de una organización que se creó para fomentar la paz”.

Con la sentencia del Supremo, decía Sánchez, “se ha cerrado simbólicamente el círculo democrático”. Y consideraba que los restos de Franco habían reposado “inmoralmente durante demasiado tiempo” en el Valle de los Caídos. “Es una gran victoria de la democracia española”, se congratulaba.

Además, Sánchez hacía hincapié en lo importante que fue que España “saliera de aquella dictadura sombría y fuera capaz de construir un país próspero, descentralizado y comprometido con la diversidad”. El presidente aprovechaba entonces para ensalzar que el país es uno de los que “mejor asistencia sanitaria” posee. También “de los más seguros”. Y que está considerado “una de las democracias más sólidas y garantistas del mundo”. No se olvidaba tampoco del turismo: “El mejor país para viajar y uno de los mejores países para vivir”. 

En su discurso, Sánchez no ha olvidado el feminismo ni a la comunidad LGTBI.

Economía

El presidente ha evitado hacer referencia alguna a la situación política interna. Y se centraba, en cambio, en los retos más urgentes a los que se enfrenta el mundo. Como “el hambre, la emergencia climática” o “la desigualdad económica y social”.

En este sentido, ha anunciado que España contribuirá con 100 millones de euros en cinco años al Fondo Conjunto de Naciones Unidas para los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

El segundo anuncio llegaba después. España volverá a la comunidad de donantes del Fondo Mundial para la lucha contra el Sida, la Tuberculosis y la Malaria. Con otros 100 millones de euros en cinco años.

Publicidad

Comentarios