Pedro Sánchez ha anulado sus vacaciones y se quedará en Moncloa. Su objetivo es imponer “calma” y retomar las negociaciones con Podemos. Y es que Pablo Iglesias se quedará también en Madrid en este mes de agosto.

Publicidad

Aunque algunas voces internas aconsejaban a Pedro Sánchez hacer un parón e irse de vacaciones. Una manera de desconectar, oxigenarse y volver con fuerza tras su investidura fallida. Sin embargo, en Ferraz advirtieron que no sería oportuno ver al presidente en funciones paseando por la playa. Así, el líder socialista ha decidido quedarse en Moncloa, evitando hacer un paréntesis.

Tras la investidura, Carmen Calvo anunciaba al equipo de Sánchez que “no nos vamos a ir de vacaciones”.

Pese a ello, el PSOE abre un periodo de “calma” antes de retomar las negociaciones con el resto de líderes políticos. Especialmente con Pablo Iglesias frente a un eventual acuerdo de investidura antes del 23 de septiembre. El líder de Podemos, de hecho, se quedará en Madrid. Algo que facilitará el acercamiento.

Y eso que Calvo ha dejado claro ya que “la posibilidad de coalición está cegada”. “Hay fórmulas en otros países muy ensayadas: donde otro partido de izquierda apoya el programa o una parte”, ha dicho. “Estamos abiertos a negociar un programa. La fórmula de apoyar al gobierno con objetivos concretos es una buena fórmula”, ha admitido en RNE.

Desde Podemos, por su parte, no dan por cerrada la vía de coalición. Iglesias ha insistido en que están “dispuestos” a reanudar las conversaciones en cuanto los socialistas consideren. Y si no, tomarán la iniciativa. “No se nos van a caer los anillos”, ha dicho ya Echenique al respecto.

Evitar las elecciones

El objetivo de Sánchez es evitar las elecciones. Algo que sucederá si el líder socialista reúne los apoyos necesarios para sacar adelante la investidura antes del 23 de septiembre.

En caso de no conseguirse, la maquinaria electoral se pondrá en marcha. Los comicios quedarían establecidos directamente para el 10 de noviembre. Aunque tanto en el PSOE como en Podemos confían en no tener que llegar a ese extremo.

Publicidad

Comentarios