Las sanciones a las que se expone Torra por no quitar los lazos amarillos y esteladas de los edificios públicos podrían ser varias. Entre ellas, multa económica de hasta 3.000 euros.

Publicidad

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha asegurado que no quitará los lazos amarillos ni las esteladas de los edificios públicos. Algo que, junto a otros altos cargos del Gobierno catalán, podría conformar diversas sanciones.

Éstas irían desde multas de entre 300 y 3.000 euros a una denuncia por desobediencia en Fiscalía.

Este miércoles se acaba el plazo dado por la Junta Electoral a Torra para quitar las esteladas y los lazos amarillos. El organismo dio 48 horas para cumplir con la neutralidad política de los poderes públicos ante las elecciones del 28 de abril.

La Junta Electoral aceptaba así la petición de Ciudadanos. El partido de Albert Rivera se quejaba de la exhibición en Cataluña de símbolos independentistas, y por tanto partidistas, en periodo electoral en espacios y edificios públicos. Algo que prohíbe el artículo 50 de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General.

La consejera de Presidencia, Elsa Artadi, ha tachado de “ridícula” la pretensión de la Junta Electoral. Y promete que el Gobierno catalán dará una “respuesta combativa”.

Multa y desobediencia

Las juntas provinciales podrían abrir un expediente, dando a la Generalitat la oportunidad de presentar alegaciones. Finalmente, podrá concluir con una sanción que, según el artículo 153.1 de la ley, va de 300 a 3.000 euros en el caso de mandatarios públicos.

Pero también podría tener una sanción ante Fiscalía. Por un hecho similar, la alcaldesa de Berga (Barcelona), Montserrat Venturós, de la CUP, fue condenada en 2018 a seis meses de inhabilitación. No pudo ejercer ningún cargo público. Y, además, tuvo que pagar una multa de 540 euros.

Se negó a descolgar una bandera estelada colocada en el balcón del ayuntamiento. Fue durante las elecciones generales y autonómicas de 2015, por lo que la sanción llegó tres años después.

En la resolución, la JEC recuerda que los lazos amarillos son “símbolos partidistas”. Y son “utilizados por formaciones electorales concurrentes a las elecciones”.

Publicidad

Comentarios