Sanidad ha anunciado la compra de 550 millones de mascarillas y de 5,5 millones de test de coronavirus a China. Por un valor de 450 millones de euros.

Publicidad

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha anunciado en rueda de prensa la compra de 550 millones de mascarillas, tanto para profesionales sanitarios como para pacientes. Y de 5,5 millones de test para detectar el coronavirus. Además, han adquirido 950 equipos respiradores y 11 millones de guantes.

Ante la falta de material, Sanidad ha comprado «y pagado» a China 450 millones de euros para paliar esa escasez. «Estamos haciendo esfuerzos para seguir comprando más material», ha precisado Illa.

Los respiradores se distribuirán entre abril y junio. Los guantes serán suministrados durante cuatro semanas.

En cuanto a mascarillas, se han conseguido a través de tres distribuidores. Y se garantiza su suministro durante ocho semanas. Serán de tipo quirúrgico y de protección respiratoria. Los test rápidos, en cambio, empezarán a distribuirse en marzo y durante abril, tras negociar con dos proveedores.

«El suministro se va a hacer de forma escalonada, semanalmente», ha dicho. «A finales de semana se va a hacer la primera entrega importante», ha contado. El acuerdo con China se producía después de la llamada de Pedro Sánchez a su homólogo chino, Xi Jinping. A partir de ahí, distintos ministerios como Industria, Hacienda o Exteriores se han coordinado con Sanidad para cerrar este contrato.

Ayuda a la OTAN

Además de esta compra, el Gobierno ha recurrido a la OTAN para hacer frente a la pandemia. Se ha pedido ayuda material ante la escasez de mascarillas, trajes sanitarios y respiradores.

La solicitud ha sido registrada en el Centro de Coordinación de Respuesta de Desastres de la OTAN. En ella, Defensa requiere equipamiento médico y pide a los socios internacionales que respondan, en la medida de sus capacidades, para aliviar la situación en España.

El Gobierno ha pedido 1,5 millones de mascarillas, 150.000 trajes sanitarios y 450.000 respiradores. Pero también han reclamado la necesidad de medio millón de test rápidos, 120.000 guantes, 10.000 gafas protectoras, 5.000 protectores faciales y hasta 1.000 termómetros de infrarrojos. Así como 50.000 sistemas de prueba de diagnóstico de reacción en cadena de polimerasa y 500 ventiladores mecánicos.

La petición se realizó el pasado lunes 23 de marzo. En la solicitud se insiste en que la asistencia humanitaria ayudará a frenar el coronavirus. La OTAN ha remitido la solicitud ya a todos sus socios.

Sin embargo, no ha sido el único país en pedir ayuda. Ucrania también ha solicitado a la OTAN ayuda ante la falta de abastecimiento de material de protección.

Publicidad

Comentarios