Sanidad ha comunicado ya a Madrid que no pasará a la fase 1 el próximo 11 de mayo. La Comunidad no cumple los requisitos todavía para iniciar el plan de desescalada y aunque avalan su capacidad asistencial, le explican otro motivo principal para rechazar el cambio de fase.

Publicidad

Tal y como estaba previsto, Sanidad ha rechazado la propuesta de la Comunidad de Madrid para pasar a la fase 1 del plan de desescalada. El Gobierno ha comunicado ya su decisión al Ejecutivo regional y le ha explicado el motivo principal que han llevado a esta decisión.

Al parecer, Sanidad avala la capacidad asistencial de Madrid. Pero prefiere esperar a apuntalar mejor el sistema de detección de Primaria. Es decir, que mejore el sistema de realización de test en los centros de salud. Son ellos los que ahora determinarán primero si alguien puede ser sospechoso de estar infectado con Covid-19.

El Gobierno de Madrid, con Díaz Ayuso a la cabeza, había pedido pasar a la fase 1 del plan tras un encendido debate en el seno del Ejecutivo. Guerra política que terminó con la propuesta de desescalar ya y con la dimisión de la directora de Salud, Yolanda Fuentes. Ésta se mostraba reacia a pasar a la fase 1 puesto que consideraba que no había criterios sanitarios suficientes para ello.

El propio consejero de Sanidad madrileño, Enrique Ruiz Escudero, también había aconsejado esperar al menos una semana más para pedir el cambio de fase. Aseguraba que de momento no se cumplían los requisitos en cuando a número de camas y de camas UCI. No obstante, aseguraba que tenían posibilidad de alcanzarlos, e incluso superarlos, si se contaba con el hospital de Ifema.

Requisitos

Los requisitos que exige el Ministerio de Sanidad para pasar a la fase 1 son disponer de entre 1,5 y 2 camas UCI por cada 10.000 habitantes. Y de entre 37 y 40 camas de hospital para pacientes graves.

A la vista de estos datos, Madrid tendría que disponer de 1.400 camas UCI. Según los datos oficiales, hay disponibles 1.350. En el pico de la epidemia, eso sí, se llegó a disponer de 1.942 camas de intensivos.

Por su parte, las camas para pacientes graves exigirían a Madrid disponer de 24.750. Actualmente, hay alrededor de 17.000. Eso sí, se alcanzaron hasta 24.730 durante los momentos más críticos de la pandemia. Sin incluir además las de los hoteles medicalizados y las otras 1.350 plazas de Ifema.

Madrid también alegaba en su documentación el descenso de ingresos. Desde abril, se ha producido una caída del 84% en ingresos hospitalarios. Y de un 64% en UCI.

Sea como fuere, y pese a la reunión del Ministro Salvador Illa con Ruiz Escudero, Sanidad ha decidido rechazar el pase de fase en Madrid.

Ese cambio a la fase 1 habría supuesto la apertura de las terrazas al 50% de aforo. También la flexibilización de la movilidad y las reuniones de hasta 10 personas. Así, los madrileños seguirán sin poder ver a familia y amigos. Habrá que ver si Madrid espera ahora quince días o presenta otra propuesta de fase en una semana.

Publicidad

Comentarios