Sanidad contratará a 30.000 sanitarios y entregará 1,5 millones de mascarillas, además de dar 210 millones a las CCAA para hacer frente a la pandemia del coronavirus. Así lo anunciaban Salvador Illa y Pablo Iglesias en una rueda conjunta.

Los casos de coronavirus en España se elevan ya a 17.147. La sanidad está respondiendo pero necesita más medios y recursos tanto materiales como profesionales. Por eso, Sanidad ha contratado de forma gradual a un total de 30.000 sanitarios, que se incorporan al Sistema Nacional de Salud para luchar contra la pandemia.

Así lo ha anunciado el ministro de Sanidad, Salvador Illa, en rueda de prensa junto a Pablo Iglesias este jueves. Además, Illa ha confirmado que ya se han entregado 1,5 millones de mascarillas y este jueves se añadirán otras 327.000.

Pablo Iglesias añadía que se pondrán a disposición de Sanidad más de 19.500 camas en más de 1.000 edificios de servicios sociales.

Además, Illa ha anunciado también que el Gobierno va a transferir hasta 210 millones de euros a las CCAA para que hagan frente a los gastos del coronavirus.

Medidas sociales

El vicepresidente Iglesias, por su parte, ha desglosado las medidas que desarrollará su ministerio para atender a «los más vulnerables». Ha sostenido que «la crisis no es solo sanitaria, es también económica y social». Y por eso «no se puede dejar a nadie desatendido» en ningún aspecto. 

Aunque ha dicho que el plan de choque es «un primer paso» y que hay que seguir «dando pasos adelante».

Iglesias ha querido insistir en algunas de las medidas sociales ya anunciadas el pasado martes. Entre ellas, el dinero que se entregará para «reforzar la asistencia a domicilio de personas mayores o dependientes afectados por el cierre de centros de día o sociales». También se reforzará la teleasistencia y las plantillas en residencias de ancianos.

Se dotará a los trabajadores de residencias de equipos de protección individual, que hasta ahora no tenían.

En cuanto a las personas sin hogar, las Fuerzas Armadas prestarán su ayuda para entregar kits de higiene, alimentación y bebida. Se les medirá la temperatura y se les orientará si es necesario.

Se habilitarán comedores sociales con comida para llevar, se reforzarán los centros para personas sin hogar con personal sanitario y se adaptarán espacios amplios para garantizar su alojamiento.

En conclusión, Iglesias ha asegurado que «hemos aprendido de 2008». «Esta crisis no la pueden pagar, otra vez, los de siempre», ha dicho.

Comentarios