Sanidad ha confirmado que ha tenido que devolver hasta 9.000 test rápidos porque no funcionan. Sin embargo, China dice que se compraron a una empresa sin licencia.

Ha sido Fernando Simón quien en rueda de prensa, y preguntado por la imprecisión de los test rápidos comprados, ha confirmado que Sanidad había tenido que devolver hasta 9.000 de estos kits. Considerados «una esperanza importante» para seguir detectando casos, ha habido al menos un lote que no tienen la calidad adecuada.

Por eso, Sanidad ha tenido que devolver los test. «La empresa nos dará otros y además Sanidad consiguió otros test, tanto antigénicos como serológicos», ha dicho Simón.

Lo importante, ha recalcado Simón, es que ya las empresas españolas trabajan para producir esos test rápidos en España.

Estos 9.000 test tienen una sensibilidad de únicamente el 30%, cuando deberían superar el 80%. Eso significa que no son válidos, pues ofrecen en muchas ocasiones falsos negativos. Lo cual es un riesgo. «Muchos pacientes que teniendo positivo por coronavirus en la prueba PCR, da negativos en el test», han explicado responsables sanitarios de Madrid.

Sin licencia

Tras conocerse la noticia, la Embajada de China en España se ha apresurado a asegurar que la empresa a la que compraron los test carecía de licencia. «El Ministerio de Comercio de China ofreció a España una lista de proveedores clasificados, en la cual Shenzhen Bioeasy Biotechnology no estaba incluida», precisan.

Fue el pasado domingo cuando Sanidad anunció el inicio del reparto de 640.000 test rápidos. Y distribuyó los primeros 8.000 en Madrid. A lo largo de esta semana estaba previsto recibir un millón de test más.

Pero este pasado miércoles, la Comunidad de Madrid denunciaba la inutilidad de los test. «No valen. Nos dieron 8.000 test sin haberlos validado», se quejaban desde el Gobierno regional.

Comentarios