Sanidad estudia ya si aplicar medidas más duras contra el coronavirus ante el auge de contagios. En apenas unas horas, se confirmaban hasta 12 nuevos casos, alguno de índole local que ya están siendo investigados.

Los dos nuevos casos locales en Madrid y la confirmación de ocho nuevos pacientes en apenas unas horas ha llevado a Sanidad a plantearse medidas más duras contra el coronavirus. El departamento que dirige Salvador Illa no descarta controlar las aglomeraciones de personas si la transmisión se descontrola o extiende a grandes grupos.

La existencia de casos locales, es decir, de pacientes que no han viajado a zonas de riesgo, demuestra que el coronavirus lleva varios días circulando por España sin ser detectado. El portavoz de Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, reconocía que el escenario cambia «muy rápidamente». Al igual que ha sucedido en Italia. Además, los focos importados siguen creciendo, como son los casos de Castilla y León.

De momento, Sanidad mantiene a España en el escenario uno, el de «contención» (de los tres posibles). Y en un nivel de riesgo «moderado». No hay «transmisión comunitaria descontrolada» ni tampoco se han registrado «entradas masivas de casos importados».

Así, se mantienen medidas como realizar pruebas específicas a pacientes ingresados con neumonía o en la UCI. Y se sigue a los contactos cercanos a los casos positivos. «En algunos casos es preferible sobreactuar un poco antes que dejar que esto nos llegue a superar», ha dicho Simón.

Fronteras

Aunque el auge de los casos locales puede llevar a medidas más duras, el ministro de Sanidad ha explicado que no se prevé el cierre de fronteras. «Haremos lo que recomiendan los expertos, y no es cerrar fronteras», decía.

Sí lo han hecho en países comunistas como Corea del Norte y Rusia. En España se sigue incidiendo en la detección precoz.

En China se han registrado ya 78.630 contagios. Más del 80% en la provincia de Hubei, a la que pertenece Wuhan, donde surgió el brote.

Fuera de China se han contabilizado 3.474 casos en 44 países diferentes. Y 54 muertes. En Italia, uno de los países con mayor brote, los casos han llegado a 650 y los fallecidos han sido 17.

Comentarios