Sanidad sigue dando pasos para controlar al coronavirus. Y uno de ellos es querer hacer test masivos para buscar a los contagiados asintomáticos y aislarlos en hoteles. El fin es que no puedan infectar a nadie.

Publicidad

España está aún en la fase de contención y control de la epidemia del coronavirus. Pero el Gobierno piensa ya en la segunda. Esa en la que se pueden ir relajando las medidas de confinamiento y en el que poco a poco se puede volver a la calle. Para que no suponga un nuevo pico de contagios, Sanidad quiere hacer test masivos para detectar a los infectados asintomáticos y poder aislarlos en hoteles. El fin es que no contagien a nadie.

El regreso a la vida normal, aseguran, será lento y progresivo, escalonado. Un largo recorrido que se hará, previsiblemente, a lo largo del mes de mayo. No hacer esta fase bien puede llevar a la epidemia al punto de partida y de nuevo al confinamiento radical.

El Gobierno lleva varias semanas trabajando con un grupo de expertos para dar forma al plan. Y el primer paso lo tienen claro: encontrar a los asintomáticos. Personas contagiadas por coronavirus que pueden infectar a otras pero que no muestran síntomas. Por lo que es muy difícil saber que tienen Covid-19.

Los test se harán primero a los que tengan síntomas leves. Es decir, a todos aquellos que han llamado a los teléfonos habilitados y a los centros de salud. Muchos de ellos monitorizados y controlados por el sistema sanitario. Se trata de miles de personas que, según los expertos, son fundamentales para la epidemia.

Todos los que resulten positivos serán aislados en hoteles, albergues o pabellones. Eso si los sanitarios comprueban que en sus casas no lo pueden llevar a cabo. Por ejemplo porque estén solos o por el contrario porque vivan muchas personas. Los que sí reúnan los requisitos podrán pasar la cuarentena en su domicilio.

Para ello, Sánchez ha pedido ya a los presidentes autonómicos una lista de infraestructuras públicas y privadas que sirvan para este fin. Desde hoteles a residencias de estudiantes, albergues o pabellones deportivos. Una lista que tiene que estar hecha antes del 10 de abril.

Test PCR

Para hacerles las pruebas a estas personas se utilizarán los test PCR, adquiridos en el mercado internacional primero. Pero que ya se producen en España. Mucho más fiables que los llamados test rápidos. Cada persona se someterá a un mínimo de dos test para confirmar.

Los test rápidos servirán para hacer una primera criba, ya que los positivos son siempre claros. Sanidad ha adquirido hasta cinco millones de estas pruebas. Un millón ya llegó la semana pasada y otro llegará esta. El resto, en sucesivas.

Paralelamente se está preparando un dispositivo para saber qué población es inmune al Covid-19. Aquellos que lo hayan pasado y puedan no saberlo. Para ello se requiere un estudio que está preparando ya el Instituto Carlos III junto al INE.

Estudian si los test rápidos pueden servir para detectar anticuerpos y, por tanto, confirmar que una persona ha pasado el coronavirus. María José Sierra, adjunta a la dirección del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, aseguró que «ojalá sean muchos» los que hayan pasado la enfermedad. Lo que supondría que no hubiera una segunda oleada porque muchos estarían inmunizados.

Publicidad

Comentarios