Sanidad ha situado este miércoles el contagio masivo por coronavirus en la última semana de febrero. El ministro Salvador Illa ha adelantado así a la semana previa al 8M la mayor parte de casos.

Publicidad

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha puesto fecha este miércoles al contagio masivo del coronavirus en algunos territorios de España. En concreto, en la Comunidad de Madrid. Ha puesto la última semana de febrero como el momento en que comenzaron los contagios masivos. A partir de ahí, ha dicho, el Gobierno ha dado respuestas «de forma rápida» conforme tenía información.

Illa adelantaba así una semana al 8M y demás concentraciones el foco de contagio. Todo tras ser preguntado en rueda de prensa sobre si ya el 9 de marzo, cuando España pidió ayuda de material a la OTAN, se conocía la expansión de la pandemia. Y si fue un error celebrar «actos multitudinarios» los días previos.

El ministro ha explicado que hasta el momento en que el Gobierno tiene notificación de los casos han pasado una media de entre 8 y 10 días. El periodo durante el cual aparecen los síntomas. Aunque la media es de entre 5 y 6 días. Se acude entonces a los servicios sanitarios, se hacen los test, se obtienen los resultados y se comunican.

Así, explicaba, lo que se detectó el 8 de marzo se produjo entre 8 y 10 días antes. Lo que sitúa la fecha de contagio masivo en la última semana de febrero.

Bajas por coronavirus

Junto al ministro Illa el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá. Éste ha detallado que se han tramitado ya 130.000 bajas laborales relacionadas con el coronavirus.

Todos ellos están bajo la premisa de accidente laboral. Por lo que desde el primer día la Seguridad Social se ha hecho cargo de los costes.

La cifra de 130.000 bajas supone casi el triple de los contagios oficialmente confirmados, que se eleva a 47.610 este miércoles. Por lo que se da una idea de la magnitud real de los contagios que podrían haberse producido y que no se conocen por falta de test.

En su comparecencia, además, Illa ha reconocido que cada día que pasa será más difícil cumplir con las medidas de restricción. Pero ha subrayado la importancia de que se cumplan «con mucha exigencia». Ya que, ha señalado, es la única manera de derrotar al virus.

Publicidad

Comentarios