El próximo 4 de mayo arranca la primera etapa del desconfinamiento. Pero, ¿qué se puede hacer en la fase 0 del plan de desescalada? Aunque el Gobierno tendrá que detallar aún las medidas, ya se conocen a ‘grosso modo’ las mismas.

Pedro Sánchez explicaba este martes el plan de desescalada en 4 fases que vivirá España para salir del confinamiento. Sin embargo, aún son muchas las dudas que surgen al respecto. El próximo 4 de mayo arranca la llamada fase 0, en la que aunque ya estamos inmersos aún quedan muchos aspectos que no se han dado aún. ¿Qué se podrá hacer en esta fase?

Siempre en condiciones de «seguridad, autoprotección y distanciamiento social», el 4 de mayo supondrá un alivio de las medidas de confinamiento. En esta fase se encuentra ahora mismo toda España y salvo las islas de La Gomera, el Hierro y Formentera, que pasarán directamente a la fase 1, se mantendrá así hasta el 11 de mayo.

De momento, la movilidad sigue reducida, incluso dentro de la misma provincia. Y solo para la realización de actividades permitidas, que son las sigueintes.

Actividades permitidas

En el ámbito laboral el teletrabajo seguirá siendo la opción preferente en aquellas empresas y puestos donde sea posible. En los centros de trabajo se fomentará la entrada y salida escalonada. Eso evitará aglomeraciones tanto en los propios centros como en el transporte público.

Aunque no será obligatorio el uso de mascarillas sí será altamente recomendable en los transportes públicos. Y, también, en todo tipo de actividades fuera de casa.

En esta fase también se permitirá ir a los huertos familiares, de autoconsumo y municipales, siempre que estén en el mismo término municipal que el del domicilio. O en uno cercano y se adopten las debidas precauciones de higiene y distanciamiento social.

Los trabajadores sociales se incorporarán definitivamente dada su importancia de protección.

Los niños aún permanecerán en casa, con educación online o a distancia.

Podrán reabrir los locales y establecimientos con cita previa para la atención individual de los clientes. Por ejemplo, las peluquerías. Muchas de ellas ya con lista de espera. Estos locales tendrán que contar con mostrador, mampara o, si no es posible, garantizar la máxima protección individual. Y habrá horario preferente para mayores de 65 años.

Los restaurantes y cafeterías podrán abrir para ofrecer comida para llevar. No se podrá consumir en el local.

Se permitirán los entrenamientos individuales de profesionales y federados. Y se permitirá salir a la población a realizar al aire libre deporte sin contacto, de manera individual y con la protección adecuada.

En trenes y autobuses de media y larga distancia se mantienen las condiciones actuales, del 30% de servicios. Los mismo que el transporte marítimo.

Comentarios