¿Qué se puede hacer en la fase 1 de la desescalada? Aunque no está previsto que entre en vigor en la mayoría de provincias hasta el 11 de mayo, ya se sabe qué actividades se podrán realizar.

Publicidad

Siempre y cuando una provincia cumpla los requisitos oportunos, los ciudadanos de la misma podrán ir pasando de fase en el plan de desescalada. Ante el panorama actual, todo hace pensar que todas las regiones o, al menos la mayoría, estarán listas para abordar la fase 1 el próximo 11 de mayo. Lo que abre interrogantes: ¿qué se podrá hacer a partir de entonces?

En esta fase ya se podrán celebrar velatorios, aunque limitados, o visitar a familiares y amigos bajo ciertas condiciones específicas. Medidas que tendrán que irse detallando, pues algunas despiertan todavía muchas dudas.

Entre ellas, la referida a las visitas de amigos y familiares. Parece que claro que podrán darse, siempre y cuando sean personas sin riesgos ni patologías previas. Pero todavía hay dudas sobre si esos encuentros deberán producirse al aire libre o podrán ser en casa. El documento del Gobierno recoge lo siguiente.

Actividades permitidas

En el ámbito laboral, se tendrán que analizar las exigencias de Prevención de Riesgos para las distintas actividades. Se seguirá fomentando el teletrabajo siempre que sea posible.

Se permitirá el contacto social en grupos reducidos para personas no vulnerable ni con patologías previas. Este punto crea aún muchas dudas. El Gobierno tendrá así que explicar bien bajo qué condiciones se podrá visitar a familiares y amigos.

Los vehículos privados podrán ya ocuparse con los miembros de un mismo hogar. Algo hasta ahora prohibido.

Podrán retomarse los velatorios, aunque con número limitado de familiares y protocolos de distancia física y seguridad.

Los servicios sociales se reactivarán con atención prioritaria a colectivos desfavorecidos. También se retomarán las terapias de atención temprana, ocupacionales, rehabilitación y psicosociales. Así como la atención domiciliaria y seguimiento a personas mayores que no vivan en residencias.

Los centros escolares de todas las etapas abrirán para proceder a su desinfección y acondicionamiento. Y volverá el personal administrativo, los docentes y el personal auxiliar. Abrirán además los laboratorios universitarios.

Se permitirá la reapertura gradual de las instalaciones científico-ténicas que cerraron al principio de la pandemia. Se podrán celebrar seminarios y congresos científicos o innovadores. Siempre con menos de 30 asistentes y garantizando protocolos de seguridad.

El comercio minorista y de servicios abrirá de manera generalizada, siempre y cuando no sean centros comerciales. Se limitarán los aforos al 30% y se mantendrá la distancia de seguridad. Si no es posible, habrá un cliente únicamente en el local.

Cuando lo estipule el ayuntamiento correspondiente se podrán reiniciar la actividad de los mercadillos en la vía pública, con limitación inicial al 25% de los puestos o el aumento de superficies para garantizar la seguridad.

Las terrazas de bares y restaurantes podrán abrir al 30% de su aforo y los hoteles podrán volver a funcionar sin la utilización de zonas comunes. Es decir, se servirán las comidas en las habitaciones, evitando así comedores con los clientes.

Las actividades de agricultura y pesca que estaban limitadas podrán retomarse.

Vuelta de la cultura

La cultura y el ocio retomarán su actividad, con restricciones. Una petición que llevaban tiempo haciendo. Así, se celebrarán actos y espectáculos culturales de menos de 30 personas en lugares cerrados, con un tercio de aforo. Los celebrados al aire libre serán con menos de 200 personas, sentados y manteniendo las distancias.

Los museos podrán volver a visitarse, con un tercio del aforo y control de aglomeraciones en salas. También las bibliotecas.

Se reanudará el turismo activo y de naturaleza para grupos limitados. Y se retomarán los rodajes de cine y series así como la producción audiovisual.

Abrirán los centros de alto rendimiento con medidas de higiene de refuerzo. Y si es posible, en turnos. Se permitirá el entrenamiento medio en ligas profesionales.

Las instalaciones deportivas al aire libre sin público también reabrirán. Y se podrán realizar actividades deportivas individuales en centros deportivos con cita previa que no impliquen contacto físico ni uso de vestuarios.

Se permitirá el culto en iglesias y mezquitas, con un tercio de su aforo.

Los transportes públicos urbanos e interurbanos subirán su oferta hasta el 80-100%. Se tomarán medidas de gestión de la demanda de viajeros.

En trenes de media y larga distancia, así como autobuses se mantendrán las condiciones actuales de aforo al 30%. Y en el transporte marítimo, ocupación del 50% en butaca y del 100% en camarotes ocupados por personas que residan en el mismo domicilio.

Publicidad

Comentarios