Los rebrotes de Covid-19 no dejan de aparecer. Pero se puede sobrevivir a ellos en 7 sencillos pasos, según recoge Vicente Soriano, de la Facultad de Ciencias de la Salud y Centro Médico, en un artículo en ‘The Conversation’.

Desde reforzar el sistema sanitario a mayor investigación en antivirales, son 7 los pasos que ayudarán a sobrevivir a los rebrotes de Covid-19. Focos de contagio que seguirán apareciendo hasta que se encuentre una vacuna efectiva.

Con un aumento de los positivos, muchos se preguntan si España vivirá de nuevo los peores momentos de la pandemia. Si una segunda oleada llegará antes de otoño, como muchos pronostican. O si por el contrario los rebrotes podrán ser controlados.

En lo que coinciden todos los expertos es en asegurar que los brotes seguirán en aumento y se sucederán a lo largo del verano. Los desplazamientos son, sin duda, parte de esos focos. Sin embargo, se realizan también más test de diagnóstico, por lo que es más fácil confinar, rastrear y examinar a los contactos de un positivo. La parte buena es que la mayoría de casos son ahora de personas asintomáticas y más jóvenes.

Pese a ello, habrá que convivir con el virus unos meses. En el mejor de los casos, se pronostica una vacuna para primeros de año. Pero otros auguran que no llegará a todo el mundo hasta el verano próximo. Por lo que los ciudadanos tendrán que conjugar salud, economía y vida social durante otro año al menos.

Por eso, se han lanzado 7 pasos con los que minimizar los daños del Covid-19 y sobrevivir a los rebrotes hasta que haya una vacuna.

Reforzar el sistema sanitario

El sistema sanitario es la pieza fundamental para que los pacientes puedan tener los tratamientos y cuidados necesarios. Por eso, hay que planificar las vacaciones del personal a la vez que se evitan las carencias y se piensa en un recrudecimiento de los casos en agosto.

Se recomienda en especial reforzar la atención médica en casa y la telemedicina. Se evitarán así colapsos en urgencias y hospitales. También realizar convenios con la sanidad privada, a la que prácticamente no se recurrió durante los peores días de la pandemia.

Además, hay que destinar zonas en hospitales específicas para Covid y asegurar camas disponibles. Así como material de protección y pruebas de diagnóstico suficientes.

Proteger a los más expuestos

Es fundamental también proteger a aquellos que están más expuestos al virus como personal sanitario, de limpieza o agentes de la policía. La carencia de material de protección fue la principal causa por la que el 24% de los contagios fueron de sanitarios.

Para sobrevivir a los rebrotes hay que tener un sistema sanitario fuerte. Y eso empieza por sus propios trabajadores.

Proteger a los vulnerables

Aquellos vulnerables, con patologías previas o ancianos deben estar especialmente protegidos frente al Covid. Se debe medicalizar de manera suficiente a las residencias, entre otros centros.

Además, pueden tomarse otras medidas como vacunar de manera precoz sobre la gripe o el neumococo.

Distanciamiento social

La transmisión del coronavirus se produce, principalmente, por vía aérea. Es decir, por proximidad en tiempo y distancia con un infectado. Por eso, se pide la concienciación del distanciamiento social. A ello ayudará también el uso de mascarilla fuera de casa y evitar las aglomeraciones, especialmente en espacios cerrados.

Unificar normas

La coordinación a nivel estatal es fundamental. El objetivo es evitar mensajes contradictorios. Por lo que recomiendan que no haya disparidad de criterios entre CCAA. Algo que ahora mismo no sucede. La colaboración entre ellas es también clave para identificar contactos en caso de que salgan de una autonomía y se trasladen a otra.

Facilitar diagnósticos

Es prioridad la realización de pruebas rápidas. Aquellas que se realizan con saliva y se obtienen resultados en apenas 15 minutos. Los expertos recomiendan que estén disponibles en las farmacias y se las puedan hacer los propios pacientes en caso de sospecha.

A fin de tener que depender de otros países para obtenerlos, se apuesta por incentivar y ayudar a empresas españolas que puedan fabricar este tipo de pruebas diagnósticas.

Investigación de antivirales

Los expertos recomiendan apoyar las iniciativas españolas de investigación. Especialmente en antivirales. Es momento, aseguran, de financiar becas y dar ayudas a los grupos que investigan tanto para tratamientos como para prevención.

En ausencia de vacuna, sería un éxito conseguir un antiviral de acción prolongada, que pudiera actuar como las llamadas «vacunas químicas».

Comentarios