El Tribunal Supremo no tiene previsto dejar en libertad a Oriol Junqueras después del fallo del Tribunal de Justicia de la UE sobre la inmunidad del líder de ERC. ¿Por qué esta sentencia no supone un cambio en la vida de Junqueras?

Básicamente, el Tribunal de Justicia de la UE deja claro que su fallo «no condiciona el contenido del pronunciamiento sobre la causa principal (…) que pudieran originar los actos consecuentes a la autorización o denegación del permiso de salida del centro penitenciario». Por lo que el Supremo puede mantener en la cárcel a un Junqueras que está condenado en firme a 13 años de prisión.

Desde Fiscalía lo que sí han pedido ya es que se anule la inmunidad, precisamente por la condena en firme. Así, reclaman que se envíe «a la mayor brevedad posible» la sentencia al Parlamento Europeo y que se informe de la situación procesal de Junqueras. Los fiscales han recordado además que éste fue proclamado electo eurodiputado el 13 de junio, un día después de que el juicio en el Supremo quedara visto para sentencia.

Las consecuencias le corresponden directamente al Supremo, que es quien decide cómo aplica esta sentencia. Ya que fue este tribunal el que preguntó a la UE para precisamente respetar la reglas. Sin embargo, el abogado de Junqueras aseguró que el fallo debería provocar la nulidad de la causa por el 1-O y liberar al exvicepresidente de la Generalitat. Algo que no parece que vaya a suceder.

Llarena

La sentencia ha sido un jarro de agua fría para el Supremo. Sobre todo, porque puede afectar a Puigdemont, a quien se le abrirían las puertas del Parlamento Europeo.

La atención se centra ahora en saber qué hará el juez Llarena precisamente con el expresidente catalán. De momento, ha pedido a las partes que se pronuncien en un periodo de cinco días.

De momento, parece descartar la retirada de las euroórdenes contra Comín y Puigdemont. Al menos hasta que el Parlamento Europeo se pronuncie de forma expresa sobre su inmunidad. Bien por la vía del suplicatorio o bien mediante la solicitud formal de suspensión de la inmunidad con un escrito.

La tesis que coge fuera es que si Puigdemont pisa suelo español, sería detenido. Le enviarían inmediatamente a prisión. Sería entonces cuando el juez Llarena solicitaría al Parlamento Europeo que suspendiese la inmunidad del expresidente catalán.

Comentarios