El presidente del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes, ha enviado ya al Parlamento Europeo el suplicatorio para levantar la inmunidad del expresidente catalán Carles Puigdemont y el exconsejero Toni Comín como eurodiputados. Mientras tanto, Puigdemont ha retado a Sánchez a que vote en contra del mismo.

Publicidad

Ha sido este lunes cuando, de manera formal, el presidente del Supremo remitía al Parlamento Europeo la carta en la que el juez Manuel Marchena explica los pasos tomados por Llarena en la causa del ‘procés’. Todo ello en relación a la situación procesal de Puigdemont y Comín. Es decir, a la Eurocámara llegaba el suplicatorio con el que la Justicia española pide levantar la inmunidad a ambos dirigentes catalanes.

La carta está fechada del 10 de enero. El mismo día en que Llarena acordó solicitar al Parlamento Europeo suspender la inmunidad de Puigdemont y Comín. Los dos procesados por sedición y malversación y fugados del país. El magistrado, además, decidió mantener las euroórdenes que pesaban sobre ellos. Aunque quedaron congeladas hasta que la Cámara conceda el suplicatorio. Si es que lo hace.

Puigdemont y Comín no podrán ser detenidos si el Parlamento Europeo no levanta su inmunidad. Salvo que regresen a España, donde sus órdenes de detención siguen activas.

En la carta del Supremo se adjuntan varios autos contra los dos dirigentes catalanes. Entre ellos, el procesamiento y la sentencia del 1-O dictada por el Supremo.

Reto a Sánchez

Por su parte, Puigdemont y Comín accedían al Parlamento Europeo este lunes. Dos años y dos meses después de salir de Cataluña, acudían a Estrasburgo para participar en la sesión parlamentaria.

Allí, el expresidente catalán lanzaba un reto directo a Sánchez. Le instaba a votar en contra del suplicatorio. Y, de hecho, confía en que los eurodiputados socialistas así lo hagan. Está “convencido” de que harán caso de su jefe de filas que, de forma solemne en la investidura, y así obtuvo la mayoría, se comprometió a desjudicializar la política, y el suplicatorio es una consecuencia directa de la judicialización de la política”.

Publicidad

Comentarios