El Tribunal Supremo ha respaldado otra vez a la Junta Electoral Central (JEC) y confirma que Quim Torra no puede ser diputado. Rechaza así el recurso del presidente catalán.

Publicidad

Al igual que hizo en el caso Junqueras, el Supremo ha vuelto a avalar la decisión que la Junta Electoral Central (JEC) tomó sobre Quim Torra. El organismo decidió el pasado 3 de enero dejar al presidente de la Generalitat sin su acta de diputado.

La Sala Tercera de lo Contencioso-Administrativo del Supremo considera que no hay razones de urgencia para rectificar la decisión de la JEC. Ésta aplicó la Ley del Régimen Electoral General, que proclama que los condenados por delitos contra la Administración Pública no pueden ser diputados. Cuando esa condena haya establecido, eso sí, la inhabilitación para el ejercicio de cargo público. Se da la circunstancia de que Torra fue condenado el pasado mes de diciembre por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña por desobedecer la orden judicial que le obligaba a retirar los lazos amarillos de los edificios públicos de la Generalitat.

El Supremo rechaza así por unanimidad el recurso con el que Torra pedía medidas cautelares para suspender la decisión. El tribunal lo decidía a la vez que el recurso de Junqueras.

Y recuerdan que aunque Torra argumenta que su condena no es firme, la propia ley establece la inelegibilidad en esas condiciones precisamente. Es decir, que no hace falta que haya una sentencia firme para inhabilitarle.

Vía ordinaria

Sin entrar en el fondo del asunto, ya lo hará en la tramitación del recurso por vía ordinaria y no de urgencia como pretendía Torra, el Supremo estima que mantener la decisión de la JEC no causa al presidente catalán ningún perjuicio irreparable.

Y es que no altera las mayorías en el Parlamento catalán, ya que su escaño lo ocuparía otro diputado de la misma lista.

Tampoco afecta a su función como líder del Gobierno, pues es decisión del Parlamento catalán dejarle o no en el cargo.

Publicidad

Comentarios