Ximo Puig será presidente de la Generalitat de Valencia de nuevo, después de otorgar una serie de concesiones a Podemos para lograr su apoyo en la investidura. Con ello, logra desbloquearla y repetirá en el cargo durante los próximos cuatro años.

Publicidad

El PSOE valenciano, Compromís y Podemos han llegado in extremis a un acuerdo de investidura. Tras tener que retrasar la cita, por fin logran desbloquear la situación. Así, Ximo Puig será de nuevo presidente de la comunidad valenciana. Eso sí, tras otorgar una serie de concesiones a los de Pablo Iglesias.

Podemos tendrá dos consejerías, una vicepresidencia segunda y una comisión delegada. Concretamente, ocuparán Vivienda y Transparencia y la comisión de Cambio Climático.

Han sido nueve las reuniones necesarias entre los tres socios para llegar este miércoles al acuerdo de Gobierno. La última, un poco antes del pleno en el que Puig, Mónica Oltra y Rubén Martínez Dalmau han logrado desbloquear la situación.

El principal obstáculo de la negociación ha estado en el reparto de competencias. En concreto, sobre las de cambio climático y transición energética. Hasta ahora, en manos de Compromís.

Finalmente, el PSOE cedía a Podemos la consejería de Vivienda. Y Compromís hacía lo propio con Transparencia. Los de Iglesias reclamaban también cambio climático. Al final, aceptaban que no estuviera en Vivienda pero sí que tuviera una comisión delegada.

Investidura

La falta de acuerdo este miércoles hacía que el pleno de investidura se tuviera que retrasar hasta este jueves. Este martes, de hecho, se dedicarán a “cerrar los flecos definitivos”.

Oltra se mostraba en la misma línea y decía que el acuerdo estaba “hilvanado”. Pero que “habrá que cerrar el pespunte más fino”. Sin embargo, se mostraba optimista porque “creo que las conversaciones marchan a buen ritmo”.

En el lado contrario, Ciudadanos y Vox, que han asegurado que el ‘tripartito’ ha protagonizado un espectáculo “esperpéntico” y “lamentable”.

Publicidad

Comentarios