A Pedro Sánchez le quedan varias cuentas pendientes tras volver de vacaciones. Entre ellas, visitar Canarias o reunir al Consejo de Ministros. Eso solo esta semana. Porque después le espera retomar las negociaciones para evitar otras elecciones.

Publicidad

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha vuelto al trabajo. Este pasado miércoles llegaba al Palacio de la Moncloa tras sus vacaciones en Doñana. Y ya esta jueves tiene agenda. Tras la visita de Pablo Casado a Canarias, el presidente en funciones hará lo propio.

Será la primera cuenta pendiente que resolver. Sánchez quiere conocer de primera mano la evolución del incendio forestal declarado en la isla el pasado sábado. Y afecta a unas 10.000 hectáreas.

Sánchez no tiene previsto hacer declaraciones a los medios de comunicación. La convocatoria enviada solo informaba de la cobertura fotográfica.

Las consecuencias del incendio es solo una de las tareas pendientes de Sánchez. Sobrevolará la zona incendiada y se reunirá con autoridades y técnicos para “transmitir su apoyo a los afectados y a los equipos de extinción que trabajan sobre el terreno”.

Tendrá que seguir gestionando la crisis del Open Arms. Y es que ninguna de sus soluciones, lanzadas desde Doñana, han terminado por dar resultado. En este tema, queda por saber cómo va a proceder el Gobierno con el buque, incautado por el momento por la Justicia italiana.

Además, volverá a reunir este viernes al Consejo de Ministros. Su incapacidad para tomar iniciativas estando en funciones es el principal reto al que se enfrenta Sánchez.

Investidura

Pero sin duda la tarea pendiente y más importante de Sánchez tras las vacaciones es su investidura. Tendrá que retomar las negociaciones, pese al clima de desconfianza con Podemos.

Tras la propuesta de la formación morada, el PSOE ha asegurado que no plantearán un Gobierno de coalición. Y que no darán otra opción que no sea la de gobernar en solitario, con el apoyo de Podemos.

Antes de verse con Iglesias, eso sí, Sánchez tiene claro que se reunirá con los partidos catalanes, el PNV y PRC.

Publicidad

Comentarios