Quim Torra ha abierto ahora la posibilidad de celebrar las elecciones de Cataluña en otoño. Desde la Generalitat puntualizan que la fecha se sabrá tras los Presupuestos y que el presidente nunca habló de ninguna fecha aproximada.

Publicidad

La fecha de las elecciones en Cataluña sigue siendo un misterio. Aunque ahora Torra ha abierto la posibilidad a que se celebren en otoño. Y no para mayo o junio como se rumoreaba.

Será el propio presidente Torra el que decida cuándo se celebrarán. No tiene intención de consensuarlo con sus socios de Gobierno porque es una labor exclusiva del presidente catalán. La fecha, eso sí, la anunciará a partir del 18 de marzo, cuando se aprueben los Presupuestos.

Y aunque todo el mundo daba por hecho que mayo o junio serían los meses barajados, ahora la Generalitat ha abierto otras posibilidades. La portavoz del Gobierno catalán, Meritxell Budó, ha dejado claro que no se convocarán «inmediatamente» después de aprobar las cuentas.

«Lo que dijo el president es que una vez aprobados los presupuestos, decidiría la fecha de las elecciones. No dijo que convocaría de manera inmediata», señalado Budó. Por tanto, abre así la puerta a que se celebren en otoño.

Un escenario que gusta mucho, además, en el entorno de JxCat. Al partido le daría tiempo a reorganizarse internamente y buscar un candidato potente. Ya que parece bastante claro que Torra no repetirá dados los procesos judiciales que tiene abiertos. También tendrían tiempo de sobra para preparar una lista electoral de garantías.

Mesa de diálogo

La mesa de diálogo marcará, sin duda, el devenir de Cataluña respecto a las elecciones. Desde JxCat, y con Torra a la cabeza de las negociaciones, quieren esperar a ver cómo se desarrollan las conversaciones y qué frutos dan. Algo que no sucederá a corto plazo.

Por tanto, parece poco probable que Torra quiera liquidar la legislatura antes de ello. Pese a que sus palabras indicaban lo contrario al anunciar elecciones.

De momento, Torra presiona con incluir la figura de un mediador en la mesa. Aunque Sánchez lo rechaza de plano. ERC se ha mostrado flexible y no quiere que esta condición haga descarrilar a la mesa.

Así, habrá que esperar hasta el próximo 18 de marzo, que se aprueben los Presupuestos, para conocer la fecha exacta de unas elecciones que marcarán el devenir de Cataluña pero también, muy probablemente, el de España entera.

Publicidad

Comentarios