Quim Torra no duda en querer intimidar a la Justicia y amenaza ahora con la independencia si no se absuelve a los políticos presos. Así lo ha asegurado este jueves, cuando ha dicho que “actuarán en consecuencia” si la sentencia es condenatoria.

Publicidad

El presidente de la Generalitat catalana, Quim Torra, ha amenazado este jueves en Madrid que si la sentencia del juicio al ‘procés’ es condenatoria, la maquinaria independentista volverá a la carga. Una amenaza con la que pretende intimidar a la Justicia.

“Si se condenan a nuestros compañeros”, ha dicho, “no aceptaremos esta sentencia y actuaremos en consecuencia”. “La no cooperación con la injusticia es una obligación moral”, añadía. Para Torra, una sentencia condenatoria implicará “trazar en firme el camino hasta alcanzar la independencia”.

En su discurso, Torra no ha olvidado añadir que con la sentencia del Supremo “España anunciará algo y claro cuál es el nivel de su calidad democrática”. Según él, el veredicto tendrá que generar “una respuesta de país”. Y eso tendrá, a su vez, que “reflejarse en las instituciones”. Para ello, ha dicho, se tendrán que reforzar.

Entre otras cosas, ha explicado, con “un programa que retome la iniciativa y vuelva a poner la independencia en el centro de su acción política”.

“Todos los derechos que nos han negado los volveremos a ejercer”, ha insistido. “Me preocuparía que en este momento el presidente de la Generalitat no estuviera al frente de la defensa de los derechos civiles y políticos en Cataluña, incluido el derecho a la autodeterminación. Yo estaré a la altura”, ha explicado Torra.

Respuesta ciudadana

Torra ha asegurado además que espera una respuesta ciudadana. Eso sí, “pacífica”. Una movilización que tiene que comenzar ya, ha comentado. Este próximo miércoles se celebrará la Diada y el presidente catalán ya ha hecho un llamamiento a la movilización ciudadana: “Tengo plena confianza en el pueblo de Cataluña, que sabe la importancia del momento histórico que vivimos y la primera respuesta a la sentencia pasa por una gran movilización en Barcelona”, dice.

Incluso, no ha dudado en comparar la situación con la de Hong Kong. “Esta es la pregunta que tenemos que hacernos: cuánta democracia estamos dispuestos a aceptar, cómo resolvemos con los estándares del siglo XXI la cuestión de la decisión de los catalanes sobre su futuro político”, ha subrayado.

No a Sánchez

Torra ha aprovechado su paso por Madrid para insistir en su ‘no’ a Sánchez ante una posible nueva investidura.

Para el presidente catalán, “el independentismo dio más que la confianza a Sánchez” en la moción de censura a Rajoy. Entonces, dice, “le ofreció una enorme oportunidad”. Si la “posición” del PSOE no cambia, el voto seguirá siendo “no”.

El líder independentista ha recordado también las reuniones que mantuvo con Sánchez en Moncloa. “La palabra Constitución no aparecía en el documento de Pedralbes”, ha dicho. “La ciudadanía se ha empoderado, tenemos información de todo lo que está pasando y quedarse en el marco de la dura ley no me parece la mejor solución democrática”, ha concluido.

Publicidad

Comentarios