Quim Torra ha amenazado con otro referéndum y una Constitución “republicana” para 2020. El presidente catalán abre así un nuevo pulso desde el Parlamento de Cataluña.

Publicidad

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha lanzado un nuevo órdago al Gobierno y al Estado de Derecho. Desde el Parlamento catalán, ha anunciando que pretende convocar otro referéndum de autodeterminación “en esta legislatura”. También ha asegurado que en la primavera de 2020 estará lista una propuesta de Constitución “republicana”.

“Defenderé que en esta legislatura se vuelva a ejercer el derecho a la autodeterminación”, ha dicho. El discurso de Torra, de una media hora, ha estado centrado en cargar contra la sentencia del Tribunal Supremo contra los líderes del 1-O. Y también para anunciar su plan para los próximos meses. “No podemos no estar a la altura de esta gente que se ha mojado por la libertad, la justicia y la democracia”, ha añadido.

Así, el presidente catalán sube el tono y desafía de nuevo al Estado de Derecho. En un momento, además, en que Cataluña es todo un polvorín y Barcelona un escenario de batalla campal.

Después de tres días de altercados y acciones violentas, Torra ha dicho que Cataluña no puede seguir viviendo en “la jaula” que, a su juicio, es España. Por ello se ha propuesto aprobar los presupuestos de 2020, exigir la “amnistía” para los condenados por el 1-O y “volver a ejercer el ejercicio de la autodeterminación”. “En esta legislatura”, añadía. Lo que supone que sea antes de 2022. “Habrá que volver a poner las urnas para la autodeterminación”, ha resumido.

Y ha pedido que “todos” hagan “este esfuerzo” y asuman “este compromiso”. “Si todos lo hacemos posible, tenemos que poder finalizarla [la legislatura] validando la independencia”, ha dicho.

Disturbios

Durante los 30 minutos de discurso, Torra apenas ha utilizado cuarenta segundos en la violencia callejera del independentismo radical.

Unos hecho que, tras varios días, ha terminado condenando, aunque siempre con matices. “Como toda violencia, venga de donde venga”. Y ha aprovechado para reprochar al PP y Cs que no hayan condenado “la violencia” del 1-O.

El presidente de la Generalitat ha reiterado su mensaje de este pasado miércoles, cuando pedía “calma y serenidad” y aseguraba que “los independentistas no nos reconocemos en la violencia”.

Publicidad

Comentarios