Quim Torra exige ahora ejercer la autodeterminación y amnistiar a los presos del 1-O, tras haber sido reconocido por Sánchez como interlocutor. Pese a ello, JxCat se mantiene en el ‘no’ al líder socialista de cara a la investidura.

Un día después de que el PSOE se comprometiera a «reconocer institucionalmente» a la Generalitat, Quim Torra ha exigido que se ejerza la autodeterminación y que se amnistíe a los presos del 1-O. Pese a ello, JxCat se mantiene en el ‘no’ a la investidura de Sánchez.

Ha sido durante la sesión de control celebrada este miércoles en el Parlamento catalán, cuando Torra ha lanzado este mensaje. También dirigido a ERC. Y es que el partido republicano ha interpelado al president para conocer su opinión sobre el avance de la negociación de investidura.

«Tenemos la oportunidad histórica de sentar al Estado en una mesa de negociación con Cataluña. Hagámoslo posible, hagamos que se muevan. Si se mueven, si los hacemos mover, tiene que ser el punto de partida para llegar a nuestros objetivos. Hagamos posible lo imposible. ¿Verdad presidente?», ha preguntado el portavoz de ERC, Sergi Sabriá. Una pregunta con la que se dejaban más claras aún las tiranteces entre ambos socios de Gobierno.

Igual de duro y áspero, Torra contestaba y defendía los acuerdos del Gobierno catalán tras la sentencia. Donde se incluyen a ERC. Por eso, ha pedido que «hagan honor a lo acordado» y exijan a Sánchez un compromiso para «ejercer la autodeterminación en el menor tiempo posible».

«Libertad, amnistía, ejercicio del derecho a la autodeterminación y mediación internacional para conseguir nuestros objetivos», ha recalcado. También ha insistido Torra que «la necesidad de iniciar un diálogo» entre Sánchez y él mismo. Un reconocimiento que incluya una reunión entre ambos. Algo a lo que el PSOE, de momento, se niega.

El ‘no’ de JxCat

Mientras tanto, Laura Borrás acudía a la ronda de consultas del Rey en Zarzuela. Al salir, ha reiterado la postura de su partido de no apoyar la investidura de Sánchez.

«Nuestra posición no se ha movido un ápice», ha dicho. «No planteamos condiciones, sino mínimos democráticos», aseguraba. «Una respuesta política, una voluntad. Al PSOE le interesa investir a Sánchez. Los represaliados no facilitan que la negociación vaya para adelante», añadía.

Esos mínimos democráticos, asegura, son los de «poder atender un referéndum». Y también el «reconocimiento de los interlocutores y las instituciones de Cataluña». Además, reclamaba un «mediador internacional».

Comentarios