Quim Torra ha decidido ignorar a la Junta Electoral y ha anunciado que mantendrá el lazo amarillo del Palau de la Generalitat y la pancarta en apoyo a lo que ellos llaman “presos políticos”.

Publicidad

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha decidido mantener el lazo amarillo y la pancarta en favor de los políticos catalanes presos que cuelga del balcón del Palau. Ignora así la decisión de la Junta Electoral, que hasta en dos ocasiones ha ordenado que se retiraran estos símbolos.

“La decisión de Torra es mantener la pancarta en el Palacio, mantener esta pancarta es una decisión del presidente Torra, no es un acuerdo de gobierno”, ha dicho Elsa Artadi, portavoz autonómica.

Torra considera que mantener el lazo y la pancarta es “preservar la libertad de expresión”. Pese a ello, ha abierto la posibilidad de retirarlo. Siempre y cuando el Síndic de Greuges emita un informe contrario a su opinión. Así, terminaría acatando la decisión del defensor del pueblo autonómico.

Artadi ha desvelado que Torra estaba trabajando con el Síndic para valorar “si se ha de actuar y cómo, cuándo y sobre qué tipo de pancartas y expresiones se tendría que actuar”.

Sin más plazo

Por su parte, la Junta Electoral ha rechazado dar más tiempo a Torra para quitar el lazo y la pancarta. Mantiene así el plazo de 24 horas, que termina este mismo martes por la tarde.

En caso de incumplimiento, puede derivar en una sanción administrativa e incluso en un procedimiento judicial por desobediencia.

Publicidad

Comentarios