El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha reunido este miércoles al Gobierno catalán para abordar los incidentes sucedidos en Barcelona. “No les regalemos un 155 encubierto”, ha pedido el vicepresidente, Pere Aragonés.

Publicidad

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha reunido este miércoles a la cúpula del Gobierno catalán. El vicepresidente Pere Aragonés, la consejera de Presidencia, Meritxell Budó, y el consejero de Interior, Miquel Buch, abordaban los incidentes sucedidos en Cataluña esta semana.

La reunión se produce después de que el ministro Ábalos acusara a Torra de “no tener intención de controlar” las protestas en Cataluña. También de “burlar su responsabilidad” bajo organizaciones “ficticias” como Tusnamic Democràtic.

Por su parte, los presos condenados se han desmarcado de las acciones violentas. Y ha resaltado en redes sociales que no les “representan”.

Durante la noche de altercados, solo un miembro del Gobierno catalán lanzaba un mensaje contra la violencia. Era el vicepresidente Aragonés. “No les regalemos aquello que buscan. No les regalemos un 155 encubierto”, decía.

“Hemos de defender a nuestros ciudadanos y a nuestras instituciones. Alejémonos de todas las actitudes violentas y depuremos las acciones no justificadas”, concluía.

Ley de Seguridad Nacional

Ante la inacción del Gobierno catalán, que se dedica a jalear a los radicales a la vez que envía a los Mossos para controlar la situación, Pedro Sánchez ya ha advertido que podrá aplicar la Ley de Seguridad Nacional.

Esto permitiría al Ejecutivo tomar el control de todas las Fuerzas y Cuerpos de seguridad del Estado, incluidos los Mossos. Tampoco ha dudado en hacer referencia al artículo 155 si así fuera necesario aplicarlo.

Por su parte, el ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha explicado que el presidente Torra “debe manifestar una oposición expresa a los actos de violencia”.

Torra, a la marcha de Gerona

Tras reunir a la cúpula, Torra y parte de sus consejeros se unirán a las ‘Marchas por la libertad’ que cruzan Cataluña desde este miércoles. La intención es llegar a Barcelona este viernes.

El mismo día en que está convocada una huelga general en Cataluña para protestar por la sentencia del Supremo.

Publicidad

Comentarios