El Ministerio de Trabajo prepara ya una ofensiva para ‘cazar’ a los falsos autónomos, además de anunciar que creará una comisión de expertos para analizar el impacto del salario mínimo.

La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha anunciado ya la que será la próxima medida de su departamento. Y esa que no es otra que lanzar una ofensiva para ‘cazar’ a los falsos autónomos. Díaz ha asegurado que busca también frenar el encadenamiento de contratos temporales. Y aquellos temporales que esconden jornadas no declarativas. Lo hará por dos vías, la legislativa y las inspecciones.

Según ha explicado en la comisión de Trabajo, Díaz ha anunciado que su ministerio redoblará las inspecciones utilizando el ‘big data’. Y que se reforzarán los controles y sanciones de lucha contra el fraude laboral. «Pongamos por una vez los algoritmos al servicio de los trabajadores», ha dicho.

«Debemos impedir que nuevas fórmulas de negocio de la economía de plataformas se conviertan en nuevas formas de explotación, simples pantallas para eludir la relación laboral y el derecho al trabajo», ha explicado.

La inspección de trabajo será, por tanto, una herramienta clave para conseguirlo. Se reforzará el papel para hacer frente a las nuevas fórmulas de «trabajo atípico, que emergen en contextos digitales».

Ante un panorama laboral «insoportable», Díaz ha asegurado que trazarán un plan para actuar en los sectores y trabajos más problemáticos. Dentro de ese plan se intentará ‘cazar’ a los falsos autónomos. Que «están encubriendo verdaderas personas trabajadoras asalariadas».

«Hay que darle la vuelta al círculo vicioso de la precariedad. El trabajo decente debe estar en el centro», ha defendido la ministra. Y ha lanzado un mensaje a las empresas: «¿A qué compañía le interesa tener trabajadores que duren en ella un día o una semana? ¿Cómo pueden competir empresas que tienen trabajadores que no se identifican con ellas? ¿Se puede mejorar la productividad así?».

Comisión por el SMI

Yolanda Díaz ha anunciado también que se creará una comisión de expertos que analizarán el impacto de la subida del SMI. Y aunque fijarán cuál es la cifra concreta que responder al objetivo del 60% de subida que prometió el Gobierno para 2023, ha afirmado que el salario mínimo seguirá creciendo.

Según la ministra, el impacto de la subida ha sido positivo. «El salario es un factor que impulsa el crecimiento», ha aseverado. «España es una economía impulsada por los salarios y estos no pueden no pueden reducirse a un simple coste empresarial. Son determinantes para el consumo de las familias», ha dicho. +

Comentarios