¿Qué trabajos cierran y cuáles no a partir de este martes? El BOE ha hecho públicos a última hora del domingo los 25 empleos esenciales exentos de los permisos retribuidos. Todos los que no estén en esta lista, deberán echar el cierre.

Publicidad

El Consejo de Ministros aprobaba este pasado domingo el real decreto que regula el permiso retribuido de los trabajadores de servicios y sectores no esenciales. Todos ellos deberán disfrutar desde este lunes (o martes, tras la moratoria permitida) y hasta el 9 de abril, de vacaciones pagadas. Que tendrán que recuperar una vez acabe la pandemia y hasta el 31 de diciembre.

Pero, ¿qué trabajos tienen que cerrar y cuáles no? El BOE publicaba a última hora del domingo la lista de 25 trabajos esenciales. Todo lo que no esté incluido, deberá echar el cierre.

A última hora, además, se excluía a las empleadas del hogar, los altos hornos y la siderurgia y la actividad sindical y patronal.

Los 25 esenciales

  1. Trabajadores de empresas dedicadas a actividades que tienen que seguir realizándose al amparo de varios artículos del decreto del 14 de marzo.
  2. Los trabajadores de actividades que participan en la cadena de abastecimiento del mercado. Y en el funcionamiento de los servicios de los centros de producción de bienes y servicios de primera necesidad.
  3. Servicios de hostelería y restauración a domicilio.
  4. Empleados de cadenas de producción y distribución de bienes, servicios, tecnología sanitaria y material médico en general.
  5. Empresas imprescindibles en las actividades productivas de la industria manufacturera que ofrecen suministros, equipos y materiales necesarios.
  6. Servicios de transporte ya incluidos en el estado de alarma.
  7. Instituciones Penitenciarias, protección civil, salvamento marítimo, salvamento y prevención y extinción de incendios, seguridad de las minas, tráfico y seguridad vial. También se incluye a la seguridad privada precisa para garantizar servicios esenciales y abastecimiento.
  8. Las que apoyan el mantenimiento del material y equipo a las fuerzas armadas.
  9. Los centros, servicios y establecimientos sanitarios. También cuidadores y trabajadores de investigación relacionados con el Covid-19. Personas de servicios funerarios y otras actividades conexas.
  10. Centros, servicios y establecimientos de atención sanitaria a animales.
  11. Puntos de venta de prensa y medios de comunicación.
  12. Servicios financieros, de seguros y de inversión. Para prestar servicios indispensables.
  13. Empresas de telecomunicaciones y audiovisuales, servicios informáticos esenciales, redes e instalaciones.
  14. Protección y atención a víctimas de violencia de género.
  15. Todos los trabajadores de actuaciones procesales no suspendidas.
  16. Despachos y asesorías legales, gestorías administrativas, servicios de prevención de riesgos laborales en cuestiones urgentes.
  17. Notarías y registros en el cumplimiento de servicios esenciales.
  18. Limpieza, mantenimiento, reparación de averías urgentes y vigilancia. Recogida, gestión y tratamiento de residuos peligrosos, sólidos urbanos, aguas residuales y servicios de descontaminación.
  19. Centros de acogida de refugiados y estancia temporal de inmigrantes.
  20. Actividades de abastecimiento, depuración, conducción, potabilización y saneamiento del agua.
  21. Servicios meteorológicos.
  22. Servicio postal universal.
  23. Importación y suministro de material sanitario.
  24. Distribución y entrega de productos adquiridos en comercio online.
  25. Cualquier actividad que preste servicios que hayan sido considerados esenciales.

Bajas, ERTE, maternidad

Todos los no incluidos como servicios esenciales tendrán que acogerse a un permiso retribuido recuperable. Es decir, vacaciones pagadas. Sin embrago, luego tendrán que recuperar esas horas de trabajo. Tendrán como plazo límite hasta el 31 de diciembre de este año.

La recuperación deberá negociarse con la empresa. En un periodo de consultas abierto que tendrá una duración máxima de 7 días.

No será aplicado cuando la empresa haya solicitado un ERTE. Pero sí cuando sea un ERTE de reducción de jornada, ya que podrán compatibilizar ambas medidas.

Tampoco se aplicará en personas que se encuentran de baja por incapacidad temporal. Ni a quienes hayan suspendido su contrato temporalmente por otras causas legales. La medida tampoco será aplicada a quienes puedan teletrabajar ni a quienes estén disfrutando de permisos de paternidad o maternidad.

Publicidad

Comentarios