El TSJM (Tribunal Superior de Justicia de Madrid) ha anulado Madrid Central y por «defectos formales» y abre así la puerta a cancelar todas las multas impuestas por carecer de «sustento normativo».

Madrid Central queda anulado. Así lo ha determinado el TSJM en una resolución donde argumenta «defectos formales» al proyecto, que restringía el tráfico rodado al centro de la ciudad. La resolución abre la puerta a anular también las multas impuestas si llega a ser en firme, ya que las sanciones carecerían de «sustento normativo».

Aprobado por el Gobierno de Manuela Carmena, Madrid Central queda suspendido por la Sección Segunda de la Sala de lo Contencioso-Administrativo, que ha estimado los recursos presentados por la Comunidad de Madrid, el Grupo Popular del Ayuntamiento, -que entonces estaba en la oposición-, y la empresa DVuelta Asistencia Legal.

La resolución no entra en el fondo del asunto. Y tampoco valora la delimitación de esta zona ni su regulación. Los magistrados anulan Madrid Central por «la omisión del trámite de información pública». Se trata de un requisito «esencial, preceptivo e indispensable». Y lo consideran así por tratarse de una «de las principales manifestaciones del derecho que los españoles tienen a participar en los asuntos públicos y que está reconocido en la Carta Magna». Deja así sin efecto los artículos del 21 al 25, que regulan la creación y funcionamiento de Madrid Central.

En el juzgado estiman también parcialmente el recurso que considera que el proyecto «carece de una justificada memoria económica». Algo «imprescindible para valorar con pleno conocimiento y con antelación la repercusión que los costes de su aprobación puedan representar en relación con los principios de estabilidad presupuestaria de las administraciones públicas, sostenibilidad financiera y regla de gasto».

Multas

Son tres los fallos, uno por cada recurso, que han quedado plasmados en el TSJM. Ahora, puedes ser recurridos en casación ante el Supremo. 

En caso de que las tres sentencias alcancen el estado de firmeza, «todas las multas impuestas decaerán al carecer de sustento normativo».

Madrid Central entraba en vigor el 30 de noviembre de 2018. Las sanciones comenzaban a tramitarse más tarde, el 16 de marzo de 2019. El Ayuntamiento ha llegado a multar hasta a 4.000 conductores al día.

La zona de bajas emisiones comprenda todo el distrito Centro, con calles tan emblemáticas como Gran Vía o Atocha.

Comentarios