El Parlamento catalán ha dado ya un ultimátum a Quim Torra. O se somete a una moción de confianza o convoca elecciones. La CUP, que no ha votado, ha permitido que salga adelante la propuesta de PSC y Ciudadanos.

Publicidad

Convocar elecciones o someterse a una moción de confianza. Son las dos únicas opciones que el Parlamento catalán ha dejado a Quim Torra. Los diputados han instado este jueves al presidente de la Generalitat a decantarse por una u otra salida tras aprobarse la propuesta del PSC.

El ultimátum salía adelante gracias a que la CUP no votaba. Por lo que Ciudadanos, PSC, comunes y PP vencían al bloque de JxCat y ERC.

El texto había sido propuesto por los socialistas catalanes y recibía 62 votos a favor por 61 en contra. Reclama, ante la “inoperancia” del Gobierno catalán, que Torra se someta “de forma inmediata” a una moción de confianza. O, en su defecto, convoque elecciones.

La CUP, decisiva

Esta vez, el grupo parlamentario de la CUP ha sido decisivo en la votación. Su ausencia en la votación ha permitido que el ultimátum saliera adelante.

En su turno de réplica, eso sí, han denunciado la falta de iniciativa del actual Gobierno catalán. Y ha instado a que se generen “nuevos liderazgos” con unas nuevas elecciones “que permitan salir de la encrucijada en que se encuentra el país”.

Publicidad

Comentarios