Iñaki Urdangarin puede pedir permisos para salir de la cárcel. A partir de este mismo jueves, el exduque de Palma cumple la cuarta parte de su condena, lo que le hace beneficiario de este tipo de salidas. ¿Pasará la Navidad en familia?

Publicidad

El marido de la infanta Cristina, Iñaki Urgangarin, cumple este jueves la cuarta parte de su condena penitenciaria. Y eso se traduce en que ya puede pedir permisos para salir de la cárcel. Condenado a cinco años y diez meses de prisión, el cuñado del Rey ingresó voluntariamente en la cárcel de Brieva (Ávila) el 18 de junio de 2018.

Así, este jueves 28 de noviembre se cumple la cuarta parte de su condena. Es decir, 17 meses y medio de prisión. Uno de los requisitos básicos de Instituciones Penitenciarias para comenzar a pedir permisos. También se establece que se debe observar buena conducta en el preso. Algo que en Urdangarin también se cumple. De ahí que pueda salir dos días a la semana de prisión para trabajar como voluntario en una ONG.

A partir de ahora, Urdangarin podrá pedir permisos ordinarios de hasta una semana. Y un máximo de 36 días por año. Lo habitual es que las salidas no excedan los tres días. Cuatro como mucho en el caso de que se vaya a realizar un desplazamiento largo. Eso sí, los permisos tienen validez solo dentro de España.

Permisos extraordinarios

Además de los permisos ordinarios, el marido de la infanta Cristina puede pedir también permisos extraordinarios. Ante situaciones excepciones o sobrevenidas, como por ejemplo la operación de un familiar cercano, podría solicitar una salida de la cárcel al margen de los 36 días máximo al año.

Para disfrutar de ellos, Urgandarin tendrá que solicitar los permisos a la Junta del Tratamiento del centro. Serán ellos los que propongan su concesión o lo deniegue el juez de Vigilancia Penitenciaria. En este caso, no parece que haya razón alguna para que el magistrado niegue esos permisos.

Esto es porque Urdangarin cumple con los requisitos de buena conducta y porque no presenta riesgo de fuga ni de reincidencia.

Con la Navidad a la vuelta de la esquina, Urdangarin podría aprovechar para pedir unos días libres y pasar estas fechas tan señaladas con su familia.

Publicidad

Comentarios