El lehendakari, Íñigo Urkullu, ha anunciado que adelanta el fin de la legislatura y convoca las elecciones autonómicas vascas para el 5 de abril. Cinco meses antes de lo que corresponde.

Publicidad

Este lunes, Íñigo Urkullu ha anunciado que las elecciones vascas se celebrarán el próximo 5 de abril. Cinco meses antes del fin natural de la legislatura. El lehendakari adelanta así el ciclo electoral.

Ya este lunes, Urkullu ha anunciado a los portavoces parlamentarios de la Cámara vasca su decisión. Antes de comparecer ante los medios de comunicación. Algo que hará esta tarde. En el mensaje lanzado a los líderes de los partidos vascos, asegura que la convocatoria de elecciones se publicará la semana que viene en el Boletín Oficial del País Vasco. La fecha elegida, el 5 de abril.

El pasado martes, Urkullu preguntaba a sus consejeros qué les parecía adelantar las elecciones. La idea era alejar la posibilidad de que coincidieran con los comicios en Cataluña, aún sin fecha. Y también dejar lejos las incertidumbres derivadas de los Presupuestos Generales, para cuya aprobación Sánchez necesita a ERC.

Proyectos frustrados

La convocatoria de elecciones, cinco meses antes de lo que corresponde, acorta la legislatura y deja varios proyectos frustrados. Entre ellos, algunos que había prometido al inicio de su mandato.

Pero, por otra parte, permite al Gobierno afrontarlas con la tranquilidad de tener los presupuestos vascos aprobados con el apoyo del PNV, PSE-EE, y Podemos.

Salvo el PP, que aún debate si Alfonso Alonso encabezará la candidatura, el resto de partidos ya tienen candidatos. Urkullu repetirá al frente de su partido. Idoia Mendía ya ha sido elegida por el PSE para una segunda campaña. Y Maddalen Iriarte lo será por EH Bildu.

Y en Podemos serán los inscritos quienes decidan en primarias internas entre las dos candidatas. La del sector oficial, Rosa Martínez, y la del crítico, Miren Gorrotxategi.

Publicidad

Comentarios