El Gobierno planifica ya dos fases, en verano y fin de año, para la recuperación de la actividad económica. Las dificultades para los sectores más afectados, como ocio y turismo, se extenderá durante todo 2020.

Verano y fin de año. Esas son las fechas que maneja el Gobierno para reanudar la actividad económica en España. Así lo ha explicado la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, este viernes. El Ejecutivo planifica así la reactivación.

La primera de esas fases «abarcará los sectores productivos hasta el verano». Y la otra «se extenderá hasta final de año» y comprenderá los sectores más afectados por la crisis del Covid-19. Entre ellos, el ocio y el turismo. La recuperación en ellos se espera que sea más lenta. Y las dificultades se extenderán todo el 2020.

Con ese doble escenario en mente, ha señalado Díaz en TVE, el Gobierno está diseñando medidas para proteger la actividad y el empleo en las ramas actualmente paralizadas por ERTE por fuerza mayor. Sectores como la cultura, el turismo o la restauración «van a tener enormes dificultades» para remontar todos los niveles de actividad y empleos previos a la pandemia. Por eso, Trabajo está perfilando con los agentes sociales «cómo pautar las medidas para dar también amortiguación social a este proceso».

Díaz ha recordado que la ministra de Industria, Reyes Maroto, está también trabajando para definir «planes de actuación concretos» para salvar a la restauración, hostelería y comercio. Unos sectores que «definen la estructura productiva de España». Antes de la alarma daba empleo a unos cinco millones de personas.

También hay mesas de diálogo con patronal y sindicatos, y portavoces de los grupos parlamentarios. Con ellos estudiarán cómo continuar con los ERTE en ese sectores que permanecerán sin actividad «por muchos meses».

Prestaciones

Durante su entrevista, la ministra de Trabajo también ha pedido tranquilidad a los solicitantes de prestaciones por desempleo. Y ha asegurado que se están garantizando los pagos antes incluso del plazo habitual. «Se está reconociendo prestaciones a un ritmo como nunca en la historia de España», ha dicho.

Díaz ha explicado que los trabajadores del SEPE (antiguo Inem) están trabajando incansablemente para tramitar todos los expedientes de prestaciones. «Han trabajado todos los días, todos los fines de semana, menos el Domingo de Resurrección, y además lo están haciendo desde sus casas», ha subrayado. Y es que el volumen de ERTE alcanza ya el medio millón.

«Pido tranquilidad porque se van a reconocer las prestaciones y además se van a cobrar antes, no el día 10 como es habitual, sino que se ha adelantado una semana», ha declarado la ministra.

De hecho, el acuerdo llegado con las entidades financieras ha hecho posible que se cobre la prestación el 3 de abril. Lo mismo pasará en mayo.

Pese a la ralentización del desempleo, Díaz ha adelantado que las cifras de abril serán «excepcionales y duras». Además, ha reconocido que la crisis en EEUU tendrá gran impacto en España por su importancia en la economía global. «Y nosotros tenemos debilidades en el mercado laboral que hacen más complicada la salida», ha dicho.

Comentarios