Vox ha decidido, como había anunciado, despejar el camino a Díaz Ayuso. Pero Rocío Monasterio ha marcado los límites para el futuro, asegurando que el compromiso entre ambos acaba aquí.

Publicidad

Rocío Monasterio ha despejado el camino de la investidura de Isabel Díaz Ayuso a la presidencia de la Comunidad de Madrid. Pero también ha marcado los límites de cara al futuro. La líder de Vox ha dicho que el compromiso se acaba aquí. Y que a partir de ahora los dos partidos tendrán que seguir negociando.

En su única intervención en el debate de investidura, Monasterio ha marcado terreno. Y ha recordado al PP y a Cs que los 12 diputados de Vox son “determinantes” en las votaciones. Entre ellas, la de los Presupuestos. Por eso, ha avisado que no le bastan los “guiños” a su partido que han hecho Ayuso y Aguado. “No podrán ningunear” a los votantes de Vox, ha dicho.

Monasterio ha dibujado un escenario en el que Vox exigirá y marcará para aprobar todo. Y ha avisado de que no podrán contar con ellos para sacar adelante las 155 medidas del pacto PP-Cs. “Algunas tendrán que renunciar o pactarlas con la izquierda”, ha dicho.

Frente a ese futuro de negociación permanente, Monasterio ha advertido de que no tolerarán “ningún tipo de extorsión”. “Nosotros no vamos a ceder a ningún chantaje. Por mucho que nos intenten presionar, sólo nos debemos a los españoles”, ha señalado.

La respuesta de Ayuso

Díaz Ayuso ha respondido a Monasterio que, aunque estén en partidos “distintos”, las dos están “más unidas” de lo que a la izquierda le gustaría. Por eso, ha insistido en que uno de sus compromisos será la “libertad educativa” de los padres.

La próxima presidenta de la Comunidad de Madrid ha repasado todos los guiños que hizo este pasado martes a Vox. Entre ellos, la promoción de la natalidad, la defensa de la familia y la “colaboración leal” para afrontar el problema de los llamados menas (menores extranjeros no acompañados).

“Sabemos que no nos dan un cheque en blanco”, ha dicho Ayuso sobre los 12 votos que va a recibir del partido de Monasterio para su nombramiento como presidenta.

Publicidad

Comentarios