Vox, PP y Ciudadanos tienen ya un preacuerdo para conformar la Asamblea de Madrid. Así lo ha anunciado la formación de Santiago Abascal, que espera además que Aguado pida su apoyo para hacer presidente a Trinidad, el candidato ‘naranja’.

Publicidad

Vox ha sido el encargado de anunciar que la formación ha llegado a un preacuerdo con PP y Ciudadanos para conformar la Asamblea de Madrid. Los tres votarán a Juan Trinidad, el candidato ‘naranja’, como presidente en la votación de este martes. Así lo avanzaba Rocío Monasterio en una entrevista en Cope este martes.

El pacto se ha alcanzado a nivel nacional y estaría aún pendiente de una reunión en las próximas horas en las que Ignacio Aguado pida formalmente los votos a la formación de Abascal. Una manera, asegura Monasterio de que Ciudadanos trate a Vox de igual a igual. Y que garantice, de paso, que el partido tendrá un puesto en el organismo que controlará al Parlamento madrileño durante toda la legislatura.

El preacuerdo avanza también que las tres fuerzas podrían entenderse para elegir al nuevo presidente de la Comunidad de Madrid.

Aunque esa votación se producirá el 11 de julio. Hasta entonces, Díaz Ayuso seguirá intermediando entre Aguado y Monasterio. E intentará lograr los votos de ambos para mantener la Comunidad de Madrid en manos de los populares.

Problemas superados

Para llegar a este preacuerdo, Vox, PP y Ciudadanos han tenido que sortear varios problemas. Los de Rivera habían impuesto un veto a los de Abascal, negándose a negociar directamente. Algo que se rompía este pasado domingo, cuando Aguado y Monasterio se reunían en un hotel en Madrid. 

Vox, a su vez, pedía un encuentro formal a tres bandas antes de prestar sus votos, decisivos, para elegir a Trinidad como presidente de la Asamblea. El PP, mientras tanto, encarnaba la labor de mediadora.

Ahora, tendrán un mes para elegir al próximo presidente de la Comunidad. Algo que les llevará a tener que hablar de un programa común y del formato del Gobierno. Éste puede ser en solitario del PP, coalición a la andaluza o tripartito.

El pacto puede llevar también a condicionar quién gobernará el Ayuntamiento de Madrid, que debe quedar constituido este próximo sábado. Las derechas esperan llegar a un acuerdo para echar a Carmena, el enemigo común. El principal problema es elegir quién ocupará la alcaldía, ya que Ciudadanos exige que sea Begoña Villacís, su candidata.

Publicidad

Comentarios