Vox ha presentado en el Congreso una proposición para ilegalizar a partidos como ERC o Bildu. Formaciones que, según el partido liderado por Santiago Abascal, atentan contra la unidad de España.

Publicidad

Acompañado por Macarena Olona, Iván Espinosa de los Monteros y Ortega Smith, Abascal acudía este lunes al Congreso para registrar una Proposición de Ley para la modificación de la de partidos. Concretamente, para ilegalizar formaciones como ERC o Bildu.

La principal razón es que estos partidos, ha dicho Abascal, atentan contra la unidad de España. «Han incitado a la violencia, a la desobediencia a los tribunales, al abuso de poder y han propiciado situaciones de ataque a la seguridad y a las libertades de los españoles». En este caso, como ha sucedido en Cataluña, señalando así a ERC y JxCat.

Y también ha justificado la ilegalización de partidos que han justificado los asesinatos de ETA. Y a los que se han conjurado contra la Constitución.

Vox propone que la reforma de la ley exija la ilegalización de quienes tratan de destruir la unidad nacional. También a los que apoyan a organizaciones terroristas y a los que promueven referendos contra la unidad. Así, incluye a partidos como Bildu, ERC o JxCat.

Y avisa que si otros como PNV o BNG pretende la destrucción de España o subvertir el orden también irán contra ellos.

Además, proponen que tengan que devolver los fondos que les han asignado. Y aseguran un debate público en verdadera libertad. Buscan, dicen, «unos mínimos» que protejan las libertades. «Al igual que las personas no tienen una libertad absoluta, los partidos políticos deben también tener esa limitación», ha dicho.

Para sacar adelante dicha Proposición no se ha puesto aún en contacto con ninguna otra formación política.

Pin parental

Respecto al pin parental, la otra polémica del fin de semana en Vox, Abascal ha lamentado declaraciones como las de la ministra Celaá. Ésta aseguró que «los hijos no pertenecen a los padres». «No son del Estado ni del PSOE», ha dicho el líder de Vox por su parte.

Ha destacado además que «la patria potestad de los hijos la tienen los padres». Así como también el derecho a elegir la educación de los hijos. Y celebraba la posición de Pablo Casado, en consonancia con Vox.

Y ha querido subrayar que su formación de lo que quiere proteger a los menores es de «los contenidos sexuales que se dan a los niños de 0-6 años». Aseguraba también que «no tengo duda de que no se les tiene que enseñar ningún juego sexual». 

Publicidad

Comentarios