Pedro Sánchez se ha estrenado ante la Asamblea General de la ONU con un discurso en el que ha dicho que no es tiempo de “mensajes nacionalistas o excluyentes” y en el que se mostrado orgulloso de de la sociedad española porque “no se ha dejado radicalizar al calor de un discurso xenófobo”.

Publicidad

Pedro Sánchez ha pronunciado su primer discurso ante la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU). El presidente del Gobierno español ha sacado pecho por su política migratoria y feminista y ha mostrado su orgullo por el hecho de que la extrema derecha xenófoba sea residual en España, a diferencia de lo que ocurre en otros países europeos.

Éstos han sido los principales mensajes que ha lanzado en su discurso:

1.- España, a salvo de la ultraderecha

Pedro Sánchez se ha mostrado orgulloso de la sociedad española porque “no se ha dejado radicalizar al calor de un discurso xenófobo y basado en la cultura del miedo al diferente”. Incluso después de haber sufrido “los embates de la crisis económica como pocos Estados en Europa”, ha destacado. Quizá, ha dicho, pueda ser por el recuerdo de España como país de emigrantes y de refugiados.

2.- Ayudar a los inmigrantes es un obligación

“No vamos a escapar de nuestros compromisos internacionales. Si acogemos un barco a la deriva en el Mediterráneo con 630 seres humanos es, tanto porque la legislación internacional lo exige, como porque es un imperativo moral“, ha explicado, en referencia a la acogida del buque Aquarius.

Frente a la imagen de “países fortaleza, de narrativas excluyentes y xenófobas”, ha contrapuesto “solidaridad, humanidad y respeto”, pidiendo compromiso a los estados receptores. “Cuando la migración es segura, ordenada y regular es posible beneficiarse de sus efectos positivos. Por encima de todo, justicia y reparto equitativo de esta responsabilidad en la que todos tenemos la obligación de ayudar”, ha añadido.

3.- A la estela de multilateralismo de Macron

En una cerrada defensa del multilateralismo similar a la que entonó el presidente francés, Emmanuel Macron, en la víspera, Pedro Sánchez ha opinado que el mundo se enfrenta a grandes desafíos globales y a los gobernantes se les piden hechos y lo que denomina “una auténtica agenda del cambio”.

“Este tiempo no requiere de mensajes nacionales o excluyentes. Es el momento de forjar un nuevo liderazgo cooperativo desde la voluntad, no sólo de escuchar al otro, sino de entender el porqué de sus razones, de asumir con un profundo sentido de la empatía que nadie por sí solo tiene el monopolio de la verdad”, ha explicado.

“Se trata de convertir el cambio en un catalizador para alcanzar el desarrollo sostenible”, ha defendido, para analizar la importancia de “reconquistar a la opinión pública” frente a su escepticismo ante la ONU y “ganar la batalla” al desafío del descrédito de la política.

En este sentido, Sánchez ha concluido su intervención utilizando una cita del poeta León Felipe: “Lo que importa no es llegar solos y los primeros, sino llegar todos juntos y a tiempo”.

4.- El tiempo de las mujeres

Al comienzo de su discurso, Sánchez ha hecho un reconocimiento de que la actual presidenta de la Asamblea General de la ONU, María Fernanda Espinosa, es una mujer latinoamericana, lo que le ha servido para destacar que “este es el tiempo de las mujeres” y que él es “un político feminista”.

Tras recalcar que su Gobierno pretende “liderar desde el ejemplo” con un 60 por ciento de mujeres, Sánchez ha apostado por una “hoja de ruta global para erradicar todas las discriminaciones que todavía sufre la mujer, ya se llame violencia de género, trata de mujeres o mutilación genital”.

5.- Gibraltar, una oportunidad con el Brexit

El presidente del Gobierno español ha puesto también sobre la mesa el tema de Gibraltar. Sánchez ha declarado que la nueva relación entre la Unión Europea y el Peñón a consecuencia del Brexit ha de pasar “inevitablemente” por España y ha resaltado que la posición de España es conocida y se alinea con la de Naciones Unidas.

“Deseo que aprovechemos esta circunstancia histórica para que la nueva relación que pudiera establecerse entre la UE y Gibraltar aporte prosperidad y beneficie a toda la región, a los gibraltareños y al área más amplia del Campo de Gibraltar”, ha apostillado.

6.- Una solución justa y duradera para el Sáhara

Respecto al Sáhara, Pedro Sánchez ha apuntado que la situación que vive es próxima a España y ha defendido la centralidad de las Naciones Unidas. Además, ha asegurado que España desea contribuir a los esfuerzos del secretario general de la ONU y de su enviado personal para alcanzar una solución política justa, duradera y mutuamente aceptable que prevea la libre determinación de pueblo del Sahara Occidental en el marco de la Carta de las Naciones Unidas.

Publicidad

Comentarios