Ya se sabe al detalle cómo se organizó y llevó a cabo el atentado contra Nicolás Maduro hace algo más de una semana. Un ataque que ha desatado, además, la represión contra la oposición.

Publicidad

Drones de 6.000 dólares y explosivos plásticos. Fueron los materiales utilizados en el atentado contra Maduro de hace una semana. Ya se conocen los detalles de la organización del ataque, que ha desatado la represión contra la oposición.

La confusión marca aún la rutina en Venezuela tras el ataque a Maduro mientras presidía una celebración militar. El régimen ha acusado enseguida al expresidente colombiano Juan Manuel Santos, al Gobierno de Trump y a la oposición venezolana. De un atentado, aseguran, que ha sido un “intento de magnicidio”.

Pero la versión oficial se diluye al conocerse los detalles de cómo se organizó y llevó a cabo el ataque. El vicepresidente de Comunicaciones, Jorge Rodríguez, ha sido el primero en contar algunos puntos. Entre ellos, que explotaron tres drones. Uno frente a la tarima presidencial. Otro, en el lado derecho del estrado. Y el último colisionaba contra el edificio Don Eduardo, en una avenida del centro cercana a donde se celebraba el acto.

Uno de los drones, además, fue derribado por los disparos de algunos francotiradores del Gobierno. Sin embargo, otras fuentes aseguran que no se oyeron disparos previos. Es todavía una de las preguntas que se quedaron en el aire.

Al parecer, el modelo de dron utilizado es el DJI-Matrice 600. Según la web del fabricante, se usan para tomar fotografías aéreas o para uso industrial. Cada aparato iba cargado con un kilo C4, una variedad de explosivos plásticos muy común. Es de uso extendido en organizaciones militares, lo comercializan estadounidenses y es difícil de conseguir en el mercado negro. Se manipula igual de fácil que la plastilina y se activa con dispositivos eléctricos.

Los drones de ese modelo cuestan unos 6.000 dólares. Uno de los aparatos fue pilotado desde un edificio a 70 metros de la tarima presidencial.

Represión

El atentado contra Maduro ha aumentado la represión a la oposición venezolana. Maduro rápidamente señalaba a Julio Borges y Juan Requesens como los autores intelectuales del ataque.

También culpó de la organización del atentado a los gobiernos de Colombia y EEUU. Así como Osman Alexis Delgado Tabosky y el militar Oswaldo Valentín García Palomo. También se ha acusado a los ciudadanos venezolanos José Eloy Rivas Díaz y Rayder Alexander Russo Márquez.

El equipo de Maduro asegura que les ofrecieron 50 millones de dólares y residencia en EEUU. Todos entrenaron en una finca al norte de Colombia. Les pagaron alojamiento y traslados a hoteles y compraron los drones y el C4.

A todo ello se ha sumado que Maduro ha aumentado la persecución contra varios líderes de la oposición.

Publicidad

Comentarios