Matteo Salvini ha indignado a Italia entera con una foto en la que aparece de fiesta la misma noche del derrumbe del puente de Morandi, en Génova. Mientras los equipos de rescate continuaban sacando víctimas, Salvini se iba de cena.

Publicidad

Con una camisa blanca y opulenta cena sobre la mesa. Sonriendo y relajado. La foto de Matteo Salvini la misma noche del derrumbe recorre de indignación Italia entera. Y es que el ministro de Interior se marchaba de fiesta mientras los equipos de rescate trabajaban a contrarreloj en el puente Morandi de Génova.

Salvini acudía a una celebración de su partido, la ultraderechista y xenófoba Liga Norte. Sólo unas horas después del funesto derrumbe, que provocaba la muerte de 38 personas y causaba 16 heridos. Una foto que ha provocado una ola de críticas en la escena política y social italiana.

Ha sido la propia Liga Norte la que ha publicado varias imágenes en redes sociales. En una de ellas, Salvini aparece junto a varios miembros de su partido disfrutando de la noche entre platos de pescado, vino blanco y hasta una tarta con el mensaje ‘Vince la squadra’ (‘El equipo gana’). La tarta, incluso, con una foto del propio Salvini.

Tras la cena, no dudaron en caminar por el paseo marítimo de Mesina, en Sicilia. Compañeros de Salvini enviaban mensajes en redes con palabras como “maravillosa cena” o “junto a mi líder”.

Críticas en redes

Las redes sociales han sido el escenario donde más críticas se han registrado contra Salvini. Cuestionan su presencia en una celebración públicas apenas unas horas después del derrumbe.

Entre los reproches, los de Matteo Orfini, presidente del Partido Democrático. “Los servidores públicos tienen el deber de llevar a cabo su cometido con disciplina y honor, según la Constitución. Las imágenes de Salvini de celebración en estas horas dramáticas para Génova son una bofetada al dolor que sufre nuestro país y la negación de este principio”, ha dicho.

Publicidad

Comentarios