Jair Bolsonaro sabe bien cómo aprovechar la puñalada que sufrió en un acto electoral. El candidato presidencial de Brasil está dispuesto a impulsar su campaña tras lo sucedido.

Publicidad

Ingresado en el hospital Albert Einstein desde el pasado viernes, Jair Bolsonaro no pudo estar en el debate presidencial organizado por TV Gazeta. Sin embargo, el candidato ultra está dispuesto a sacar rendimiento de la puñalada que recibió hace unos días en pleno acto electoral. Desde entonces, su presencia en televisiones y medios de comunicación ha aumentado considerablemente. Y sabe ya cómo aprovechar lo sucedido para impulsar su campaña. Si ya era favorito en las encuestas, muchos creen que el ataque será el despegue definitivo hacia el Gobierno de Brasil.

A falta de presencia física, el equipo de Bolsonaro está volcado en la campaña en redes sociales. La “victimización” del candidato les ha venido muy bien. De hecho, en su círculo más íntimo ya aplican aquello de “no hay mal que por bien no venga”.

Campaña solo en redes

Por eso, no han dudado en compartir, por ejemplo, una foto de Bolsonaro desde la cama del hospital. Con los dedos pulgar e índice en forma de pistola, dice estar dispuesto a seguir en la lucha.

El hijo de Bolsonaro lo tiene claro: “Ustedes acaban de elegir al próximo presidente. Y va a ocurrir en la primera vuelta”.

A partir de ahora, el candidato presidencial solo podrá hacer campaña en redes sociales. Un espacio donde se muestra incluso más cómodo que en los mítines y debates. Está dispuesto a aprovechar bien la puñalada, aunque las encuestas le siguen mostrando como uno de los candidatos más odiados.

Publicidad

Comentarios