El Parlamento británico vuelve a votar por el Brexit. Esta vez, lo hace con 5 enmiendas que podrían cambiar la salida de Reino Unido de la UE. El gobierno de May presenta lo que se ha denominado como “moción neutral” en Westminster.

Publicidad

Quedan apenas 60 días para la fecha definitiva del Brexit y el Parlamento británico se enfrenta a una batalla definitiva este martes. Los diputados votarán 5 enmiendas que podrían cambiar la salida de Reino Unido de la UE. Lo hacen ante la presentación del Gobierno de May de lo que se ha llamado “moción neutral”. Y que va desde la retirada de la “salvaguarda” irlandesa a la posibilidad de un segundo referéndum.

Aunque es otra prueba de fuego para May, el viceprimer ministro ha asegurado que “esta no es la semana de la decisión final”. En cambio, dice, es “una oportunidad para que los parlamentarios expresen sus puntos de vista”.

Tras la votación de este martes, Theresa May espera volver a Bruselas el 13 de febrero para renegociar el Brexit. A pesar, incluso, que desde la UE le han advertido que no cambiarán una coma del acuerdo.

May espera, sin embargo, dar una lección de resistencia y lograr sus objetivos en el último momento.

Las 5 enmiendas

Retirar la “salvaguarda” irlandesa, retrasar el Brexit, bloquear el llamado ‘no deal’, los poderes parlamentarios y un segundo referéndum son las 5 enmiendas que el Parlamento británico votará este martes.

Salvaguarda: La propuesta aspira a reemplazar la controvertida “salvaguarda” por “mecanismos alternativos” para evitar la vuelta a la frontera dura entre las dos Irlandas. Ha sido rebautizada ya como “la cláusula de la libertad”. Los ‘tories’ del ala dura respaldarán incondicionalmente a May si logra cancelar esta “salvaguarda”.

Si se aprobara la enmienda, May podría presentarse en Bruselas con un “mandato” expreso del Parlamento para buscar una alternativa.

Retrasar el Brexit: Se trata de la enmienda más polémica, ya que propone la extensión del Artículo 50 si el Parlamento no ha aprobado un acuerdo antes del 26 de febrero. Podría aplazarse hasta julio o incluso diciembre de 2019.

‘No deal’: Una enmienda para evitar que Reino Unido rompa radicalmente con la UE y opte por el ‘no deal’. Es decir, por un Brexit sin pacto.

Poderes parlamentarios: La propuesta pretende que el Parlamento asuma el poder de decisión ante el Brexit y celebre debates del 12 de febrero al 26 de marzo. En ese tiempo, se vitarían las alternativas al plan del Gobierno.

Segundo referéndum: El líder de la oposición, Jeremy Corbyn, es quien ha propuesto en primera instancia el plan B laborista. Éste consiste en bloquear el ‘no deal’ y permanecer en la unión aduanera. Si el plan no cuenta con el suficiente apoyo, pone un segundo referéndum sobre la mesa.

Publicidad

Comentarios