EEUU prepara hasta 8 sanciones ‘infernales’ contra Rusia. Un grupo de legisladores prepara un proyecto de ley para incrementar el castigo estadounidense. Todo un arsenal de medidas contra cuatro pilares rusos.

Publicidad

Dejar de entrometerse en el proceso electoral de EEUU, acabar con los ciberataques a la infraestructura estadounidense, retirarse de Ucrania y abandonar los esfuerzos por crear caos en Siria. Son los cuatro pilares rusos que EEUU quiere derribar. Para acabar con ellos ha preparado un proyecto de ley de 8 sanciones ‘infernales’ contra Rusia.

Tres senadores republicanos y tres demócratas conforman el grupo bipartidista que ya tiene listo el proyecto. Unas medidas duras, que ellos mismos han calificado como “las sanciones del infierno”.

Las sanciones, una a una

  1. Contra los altos funcionarios y “oligarcas” que apoyen a Putin en “actividades corruptas”. Y no sólo a ellos, sino también a sus familiares una vez sea aprobado el proyecto.
  2. Transacciones. Sanciones contra las que estén relacionadas con la inversión en proyectos de energía respaldados por entidades estatales o paraestatales rusas.
  3. Prohibición de las transacciones relacionadas con la nueva deuda soberana de la Federación de Rusia.
  4. Extensión del límite de las importaciones rusas de uranio.
  5. El proyecto contempla también reducir la “dependencia” de ciertos países de la OTAN de las armas rusas. Para ello, simplificarán el procedimiento para la adquisición y entrega de las armas de EEUU a estos países.
  6. Sanciones sectoriales contra cualquier persona en Rusia que tenga la capacidad o la habilidad de apoyar o facilitar acciones cibernéticas maliciosas.
  7. Creación de una Oficina de Ciberespacio y Economía Digital dentro del Departamento de Estado.
  8. Obligar al secretario de Estado, Mike Pompeo, a determinar si Rusia debe ser considerado un Estado que auspicia el terrorismo internacional.

Las sanciones previstas son las más contundentes que se recuerdan y que jamás han sido impuestas, según los propios senadores.

Además, podrían conllevar a Rusia a pasar por graves problemas socioeconómicos. Entre ellos, un déficit en el presupuesto o la caída del rublo. Para subsanarlo, el país tendrá que tomar algunas medidas de emergencia. Y es que está claro que EEUU quiere estrangular a Rusia todo lo posible.

Publicidad

Comentarios