Los ministros de Theresa May han comenzado a rebelarse ante el fracaso del Brexit en Bruselas. Hasta tres miembros del Gabinete inglés han amenazado con dimitir.

Publicidad

El ministro del Brexit, Dominic Raab, llegaba a Bruselas el pasado domingo con una misión desesperada. Un encargo de Theresa May que le encomendaba avanzar en las negociaciones. Sin embargo, regresaba horas después a Londres con un nuevo fracaso bajo el brazo. Lo que hacía que varios de los ministros de May se rebelaran contra ella. Hasta tres altos cargos ya han amenazado con dimitir.

Theresa May necesitaba poner una fecha límite a la salvaguarda de Irlanda. Pero para la UE era una concesión imposible y la primera ministra británica no ha podido frenar la rebelión en ciernes de su partido y dentro del Gobierno.

De momento, al menos tres ministras de May ya han amenazado con dimitir. Andrea Ledsom, Penny Mordaunt y Esther McVey se han dado de plazo hasta este martes para decidir si abandonan el barco.

A la presión se ha sumado David Davis, responsable hasta julio de hablar con Bruselas. Candidato hoy a sustituir a May, ha pedido al Gobierno que “ejerzan su autoridad colectiva” para frenar a la primera ministra.

Nuevo fracaso

El ministro de Exteriores británico, Jeremy Hunt, ha reconocido que las negociaciones están en “un periodo difícil”. “Deberíamos recordar el enorme progreso que se ha hecho hasta ahora. Hay una o dos cuestiones difíciles que siguen sin resolverse, pero creo que podemos llegar a un acuerdo; si lo haremos esta semana o no, quién sabe”, ha dicho.

Además, pocos entienden ya cuál es el objetivo final de May. Tampoco si lo tiene o cuál es el sentido de su estrategia. El Brexit parece haber entrado en punto muerto.

Publicidad

Comentarios