El presidente francés, Emmanuel Macron, lanza una alerta: la Europa actual se parece peligrosamente a la Europa de entreguerras, la de la crisis económica y el ascenso del nazismo.

Publicidad

A pocos días de la conmemoración del centenario del final de la Primera Guerra Mundial, el presidente francés, Emmanuel Macron, alertó de que Europa vive el mismo riesgo de desmembración por el nacionalismo que en el periodo de entreguerras.

“Me sorprende el parecido que hay entre el momento que vivimos y el de entreguerras”, afirmó el presidente en una entrevista que publica el diario ‘Ouest France’.

Macron recordó que tras el final de la Gran Guerra “Europa estaba dividida por los miedos, el repliegue nacionalista, las consecuencias de la crisis económicas”. Ahora “vemos casi de forma metódica rearticularse todo aquello que marcó la vida en Europa entre el final de la Primera Guerra Mundial y la crisis de 1929”, agregó.

Frente a esa amenaza, a menos de un año de las elecciones europeas, el presidente aseguró que hay que recordar esa situación, “ser lúcidos y saber resistir” con “vigor democrático”.

A pocos días de que el domingo próximo inicie una peregrinación por diferentes escenarios de la Gran Guerra en el este y el norte del país, Macron apeló a “sacar las lecciones” de aquel conflicto.

“Lepra nacionalista”

Su conclusión es, aseguró, que debe ser una Europa “más soberana y más multilateral”. “Europa afronta el riesgo de desmembrarse por la lepra nacionalista y ser zarandeada por potencias exteriores. Y, por ello, perder su soberanía”, indicó.

Macron alertó del riesgo de que la seguridad de Europa “dependa de decisiones estadounidenses” de afrontar “a una China cada vez más presente sobre las infraestructuras esenciales” y a “una Rusia que a veces intenta manipular”.

Sin olvidar “los grandes intereses financieros y de los mercados que superan en ocasiones el lugar que los Estados pueden ocupar”, dijo Macron, que acabará su periplo memorial el domingo 11 de noviembre con el tradicional homenaje al soldado desconocido en el Arco del Triunfo.

En esta ocasión, para celebrar el centenario, el presidente ha invitado a un centenar de mandatarios de todo el mundo, entre ellos los de Estados Unidos, Donald Trump, y Rusia, Vladimir Putin. Tras el homenaje, Francia ha organizado un Foro por la Paz que durará tres días.

Publicidad

Comentarios