Rosario Murillo, vicepresidenta de Nicaragua, ha confirmado que el país recibirá ayuda humanitaria en breve. Asegura, además, que están trabajando “duro por la paz”, en un momento de revueltas continuas.

Publicidad

El clima de revueltas y desánimo en Nicaragua es profundo desde el pasado mes de abril. Por eso, la vicepresidenta, Rosario Murillo, no duda en dirigirse prácticamente a diario a los ciudadanos, a fin de apaciguar los ánimos. Esta vez lo ha hecho confirmando la ayuda humanitaria que llegará en breve. También que están trabajando “para la paz” en estos tiempos convulsos.

A través de un comunicado de la embajada nicaragüense en España, Murillo asegura que el país está inmerso en lo que llama “proceso de consolidación de la paz, la seguridad, el derecho al trabajo y la comunicación en comunidad”.

La principal noticia, asegura, es que se está trabajando “con dignidad y respeto”. Y hace hincapié en que ese trabajo se lleva a cabo en todos los pueblos, barrios y comarcas.

En sus declaraciones, Murillo hace referencia además al nombramiento del nuevo Director General de la Policía Nacional. Un cargo que Francisco Díaz Madriz estrenará el próximo 5 de septiembre. Y que puede ser clave para acabar con los conflictos en las calles.

Ayuda humanitaria

Murillo anunciaba además la llegada de ayuda humanitaria a Nicaragua. Por un lado, China Taiwán hará llegar a Puerto Corinto centenares de toneladas de arroz. Y, por el otro, Rusia descargará hasta 33.000 toneladas de trigo. Alimentos que se utilizarán para merienda de escolares y paquetes alimentarios.

Además, la mano derecha de Daniel Ortega exponía el trabajo del Gobierno a la exposición a fenómenos naturales. También a los proyectos de relanzamiento turístico del país.

Publicidad

Comentarios