La oposición de Nicaragua se ha unido contra Ortega en una gran coalición para plantar cara al Gobierno. Más de 40 organizaciones se han aliado para salir pacíficamente de la crisis.

Publicidad

Unidad total es lo que presenta la oposición de Nicaragua contra Daniel Ortega y su Gobierno. Este jueves, más de 40 organizaciones presentaban un acuerdo de alianza para definir una estrategia. El fin de la misma es salir pacíficamente de la crisis política y social que sola al país desde el pasado mes de abril.

Los representantes de esta gran coalición opositora han anunciado que llevarán a cabo acciones conjuntas para presionar el regreso de Ortega a las negociaciones. Siempre en el marcado del llamado Diálogo Nacional. También pedirán un adelanto de elecciones con garantías de transparencia y observación internacional.

Este bloque opositor llevará por nombre Unidad Nacional Azul y Blanco, por los colores de la bandera de Nicaragua. Quieren iniciar una “nueva etapa de organización y movilización para profundizar la lucha que lleve a la salida pacífica de la dictadura”. Así se refieren al Gobierno de Ortega y su vicepresidenta y mujer, Rosario Murillo.

Es la primera vez en esta crisis que habrá una organización específica. Hasta ahora, las manifestaciones eran “autoconvocadas”. Es decir, ningún partido político estaba detrás de las convocatorias. Ahora será un comité el que organice las acciones de protestas contra el Gobierno. También garantizará la seguridad de los asistentes a las protestas.

Sin un liderazgo visible, la Unidad Nacional Azul y Blanco está conformado por agrupaciones políticas como Frente Amplio por la Democracia. También de organizaciones de campesinos, estudiantes, feministas, empresarios, académicos, sindicalistas, agrupaciones de la comunidad LGTBI y activistas de derechos humanos.

Recuerdo de los 80

La nueva gran coalición recuerda a la Unión Nacional Opositora, que a finales de los 80 se formó bajo el liderazgo de Violeta Barrios de Chamorro, presidenta de Nicaragua. También para enfrentarse a Ortega en las elecciones de 1990.

El bloque salió triunfante y dio un duro golpe al Frente Sandinista. También fue el fin del Gobierno revolucionario.

Como primera acción, la coalición opositora ha convocado ya para el domingo una gran manifestación contra Ortega.

Publicidad

Comentarios