Nueva polémica protagonizada por Enmanuel Macron en Francia. El presidente le dijo a un parado que se quejaba de que no encontraba empleo: “Cruzo la calle y te encuentro un trabajo”. Esta frase ha desatado una lluvia de críticas por parte de la oposición.

Publicidad

Los consejos del presidente de Francia, Emmanuel Macron, a un joven desempleado para que encuentre trabajo no han sentado nada bien a la oposición francesa, que ha censurado al jefe de Estado por su actitud altiva.

“Hoteles, cafeterías, restaurantes, cruzo la calle y te los encuentro. Quieren simplemente gente lista para trabajar, con los inconvenientes de esa profesión”, dijo el sábado Macron a un joven que decía buscar trabajo infructuosamente.

El presidente francés, que departió con el desempleado en los jardines del Palacio del Elíseo, abiertos excepcionalmente este fin de semana por las jornadas del patrimonio nacional, dijo que “en todos los sitios” que visita, empresarios de sectores como la hostelería o la construcción le aseguran que emplean a trabajadores.

Críticas de toda la oposición

Pero a la mayoría de la oposición, desde la ultraderecha, hasta la extrema izquierda, no le han agradado estas declaraciones y las han censurado este domindgo porque, según denuncian, demuestran “el desprecio” que expresa hacia los parados.

“En el fondo es siempre la misma cantinela liberal que quiere hacer responsables a los parados de su situación. En la forma se trata de un desprecio de casta insoportable”, denunció el diputado del izquierdista Francia Insumisa (LFI), Eric Coquerel.

“Macron invita a seis millones de personas a cruzar la calle para lograr un trabajo. Para él, los parados son culpables de su desempleo. ¿Dónde vive este hombre? ¿Hay alguien que haya insultado de manera más odiosa a los franceses en dificultades?”, tuiteó el líder de Francia Insumisa, Jean-Luc Mélenchon. 

Desde la ultraderechista Agrupación Nacional (RN, por sus siglas en francés) señalaron que esos consejos de Macron demuestran “hasta qué punto está desconectado de la realidad” el presidente francés.

También censuraron a Macron miembros de la izquierda moderada del Partido Socialista (PS) y de los centro-derechistas Los Republicanos (LR).

No es la primera vez que Macron realiza controvertidas declaraciones sobre los trabajadores. En octubre de 2017, creó polémica cuando aseveró, en una conservación privada, que había gente que prefería “armas líos” en vez de trabajar en una determinada empresa.

Según el último sondeo, Macron sólo tiene la aprobación del 29% de los franceses, una bajada de 12 puntos desde junio.

Publicidad

Comentarios