En nuestro país, y en la mayoría de los denominados del primer mundo, la enfermedad cardiovascular es la causa más frecuente de muerte, por delante de otras patologías como el cáncer. Están detrás de, aproximadamente, un 30% de los fallecimientos y, lo más preocupante, se trata de una tendencia al alza. Una esperanza de vida cada vez más larga que hace que nuestros órganos vitales se deterioren cada vez más, unida a unos hábitos de vida no demasiado saludables hacen que, año tras año, se incrementen los casos de enfermedades relacionadas con nuestro corazón.

Publicidad

Sin embargo, no todo son malas noticias, conscientes del alto impacto social de estas cifras, los profesionales de la salud dedican importantes esfuerzos a tratar de paliar e, incluso, revertir esta tendencia mediante programas específicos, altamente especializados y en los que la tecnología de vanguardia, la formación, la prevención y la investigación científica juegan un papel fundamental.

Por este motivo, el Grupo Quirónsalud ha organizado en el Instituto del Corazón Quirónsalud Teknon, la I Jornada Internacional en Patología Cardiovascular que, bajo el título “The Future of Cardiac Diagnostics and Treatment”, ha reunido a ponentes internacionales de altísimo nivel en cada uno de los campos implicados para exponer y debatir los últimos avances en cada una de las materias.

La figura del médico que trabaja en solitario hace tiempo que ha dejado de existir, el nuevo modelo asistencial por el que apuesta Quirónsalud y que se refleja en sus centros, como en el caso del Instituto del Corazón Quirónsalud Teknon, es un modelo basado en la excelencia que, en palabras de Héctor Ciria, CEO de Quirónsalud y encargado de dar apertura a la Jornada, “va mucho más allá del diagnóstico y del tratamiento de las patologías que puedan sufrir nuestros pacientes, sino que se extiende a todos aquellos aspectos que acompañan el proceso integral de la atención sanitaria, siempre bajo una cultura de esfuerzo por la mejora continua de la calidad, de la experiencia del paciente y por el énfasis en los valores humanos.” Ciria ha querido también agradecer a los profesionales que, con una mención especial para el Instituto del Corazón Quirónsalud Teknon, trabajan día a día juntos como un equipo para conseguir esta excelencia.

Este modelo implica no sólo la incorporación e inversión en tecnología de vanguardia y en los últimos avances digitales, “como responsabilidad del Grupo para dotar a sus profesionales de las mejores herramientas para que puedan ofrecer los tratamientos más eficaces e innovadores a sus pacientes”, subraya Ciria, “sino que se basa fundamentalmente en el trato personalizado y humano, la potenciación de la prevención y la incorporación de la docencia y la investigación que, como en el caso de esta Jornada, contribuyen exponencialmente a que los pacientes tengan acceso al mejor trato y tratamiento.”

Por su parte, Frans van Houten, CEO de Phillips ha destacado que “es juntos (el ámbito tecnológico y el asistencial), como podemos construir el futuro de la atención cardiovascular. Pero para ello es necesario pasar de un modelo transaccional a uno de innovación colaborativa. Construyendo relaciones más profundas es como podremos innovar no sólo en la tecnología del futuro sino también en nuevos modelos asistenciales.”

“De hecho”, ha subrayado, “en Phillips ya no hablamos de proporcionar equipamiento sino plataformas de cuidados que apoyen al paciente a lo largo de toda su ruta asistencial.”

El Instituto del Corazón Quirónsalud Teknon, encargado de acoger esta I Jornada Internacional, es un ejemplo patente de esta nueva forma de trabajar que “más que eso,” ha explicado el Dr. Ruyra, director del Instituto del Corazón Quirónsalud Teknon, “es una filosofía de trabajo en equipo ,colaborativa y basada en la premisa de que la mejor forma de atender a nuestros pacientes es la suma del talento de  profesionales de reconocido prestigio, con objetivos comunes y que tienen como elemento central al paciente y a sus familias.”

Un abordaje multidisciplinar para cada caso individual que implica tener la mejor tecnología y a los profesionales más especializados en cada campo y que permita tomar decisiones colegiadas para conseguir que el paciente reciba exactamente lo que su patología requiere en función de sus necesidades específicas. De hecho, esta filosofía va incluso un punto más allá que implica a todo el equipo humano relacionado con el paciente. “Evidentemente”, continua el Dr. Ruyra, “cuando hablamos de trabajar en equipo, incluimos a un enorme grupo de profesionales de todos los ámbitos de la patología cardiovascular: médicos, enfermeras, auxiliares y celadores, técnicos de imagen, personal administrativo, informáticos etc… sólo así llegamos a un modelo en el que el todo es, efectivamente, mucho más que la suma de las partes.”

Esta filosofía de trabajo se refleja en el programa de cirugía cardiaca del Instituto del corazón: “ Smart Cardiac Surgery”, que ha explicado en su ponencia el Dr. Ruyra en la mesa de debate dedicada a este campo, en la que también han participado el Dr. Enrique Rodríguez, Jefe de la Unidad de Cirugía Cardiaca de Ruber Internacional de Madrid, también del Grupo Quirónsalud, para hablar de los últimos avances en cirugía mitral mínimamente invasiva o el Dr. Gonzalo Aldámiz, especialista en Cirugía Cardiovascular del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz de Madrid, que ha explicado los últimos avances en el tratamiento específico de las anormalidades coronarias congénitas.

Por otro lado, en esta Jornada se han tratado también las diversas opciones en materia de equipamiento, así como su evolución en los últimos años. Como ha explicado el Dr. Antonio Berruezo, uno de los especialistas en arritmias que lideran el Instituto del Corazón Quirónsalud Teknon y co-director científico de la Jornada, “los avances tecnológicos en los últimos años han sido muy rápidos y ha sido un reto y un desafío adaptarnos a ellos pero, sin duda, han permitido un intervencionismo muy preciso y eficaz, muy ayudado por las técnicas de diagnóstico por la imagen y muy personalizado que nos permiten, no sólo riesgos muy bajos para el paciente y mejores resultados sino también un diagnóstico muy precoz lo que se traduce siempre en mayores posibilidades de éxito”. En este sentido, especialistas como el Dr. Artur Evangelista, especialista en Imagen Cardiaca del Instituto del Corazón Teknon, Matthias Gutberlet, jefe del Departamento de Radiología del Leizpig Heart Institut (Alemania) o Roberto Corti, especialista en Medicina General Interna y Cardiología de la Heart Clinic de Zurich (Suiza) y el propio Berruezo, han analizado el concepto y beneficios que supone la aplicación de las distintas técnicas de imagen en materia de cardiología intervencionista o de diagnóstico de los diferentes desórdenes cardiovasculares tanto en los quirófanos híbridos dotados de RMN y TAC de última generación como en las salas de hemodinámica convencionales para el tratamiento de, por ejemplo, arritmias o arterias coronarias no invasivas en las que la tendencia es cada vez más propensa a realizar procedimientos menos invasivos, y en los que el guiado por la imagen previo y durante el proceso resultan fundamentales.

Las arritmias en concreto han tenido un papel muy relevante en la Jornada con una mesa de debate dedicada única y exclusivamente a ellas. Una patología con una alta prevalencia que puede alcanzar un 10% de la población mayor de 80 años en el caso de la fibrilación auricular y que, en casos concretos como las de causa congénita, afectar a otros sectores poblacionales más jóvenes, incluso infantiles, provocando la muerte súbita. El Dr. José Ángel Cabrera, Jefe del Servicio de Cardiología del Hospital Universitario Quirónsalud Madrid, el Dr. Berruezo, el Dr. Andreas Bollmann, del Leizpig Heart Institute y el Dr. Diego Penela, especialista en Cardiología del centro Gugliemo da Salicet, en Italia, han debatido las diferentes opciones terapéuticas de esta patología. Dichas opciones pasan cada vez menos por el tratamiento farmacológico, que supone un riesgo de exposición si no se sigue correctamente y una merma en la calidad de vida del paciente, y se centran en la intervención por ablación mediante radiofrecuencia. Esta última opción apenas supone riesgos, se realiza generalmente vía catéter por incisiones mínimas y consiste en la aplicación de calor para aislar o sellar la zona afectada que provoca la arritmia, generalmente de forma definitiva.

Otras patologías en relación con la cardiología intervencionista han contado con las aportaciones del Dr.Mariano Larman, especialista en Hemodinámica y Cardiología de la Policlínica Guipuzkoa-Grupo Quirónsalud y del Dr. Dabit Arzmendi, homólogo del Dr. Larman en el Instituto del Corazón Quirónsalud Teknon.  Ambos han expuesto la necesidad de la evaluación personalizada de cada paciente con unos scores o indicadores anatómicos concretos para llevar a cabo las intervenciones de reemplazamiento de válvulas cardiacas con el menor riesgo de complicaciones posibles. En el caso de la estenosis aórtica, el Dr. Larman se ha centrado en la necesidad de tener estos indicadores definidos, sobre todo en el caso de los pacientes que se denominan de bajo riesgo o riesgo intermedio, ya que es en los que optar por una cirugía convencional o por catéter puede marcar una diferencia sustancial en lo que al riesgo se refiere y que no pueden estar, como hasta ahora, definidos únicamente por un rango de edad sino por las condiciones específicas de cada caso, fácilmente definibles mediante un Angiotac. Los resultados obtenidos permitirían a los especialistas valorar el riesgo real, incluyendo el que puedan suponer patologías asociadas, a la hora de intervenir mediante cirugía convencional o TAVI. En todo caso, el Dr. Larman insiste en que la TAVI está viviendo en la actualidad un auge importante.

Por otro lado, el Dr. Arzamendi se ha referido a la reparación transcatéter mitral como una técnica complementaria a la cirugía cardíaca.  Ha diferenciado dos grupos susceptibles de esta terapia: aquellos pacientes con una insuficiencia mitral funcional (por disfunción ventricular, es decir, pérdida de fuerza cardíaca) en los que el Mitraclip debería ser la técnica de primera elección y por otro lado aquellos con insuficiencia mitral degenerativa (por defecto de algún componente de la válvula) que deberían ser estudiados en detalle para determinar la posibilidad de reparación percutánea. En este sentido, la evaluación clínica y ecocardiográfica previa de estos pacientes parece ser ¨la clave para el éxito¨

Lo que parece indiscutible es que las técnicas de reparación y sustitución valvular por catéter representan ya una realidad en el tratamiento de los pacientes con patología valvular. Afortunadamente el Centro Médico Teknon dispone de los especialistas, que, unidos al quirófano híbrido, garantizan el éxito.

Ponentes y organización de la Jornada Internacional en Patología Cardiovascular
Ponentes y organización de la Jornada Internacional en Patología Cardiovascular

La investigación, por su parte, juega un papel muy importante en esta Jornada y plantea una mejora sustancial en relación al tratamiento del paciente poniendo de manifiesto la especial relevancia de la colaboración entre las disciplinas médicas para abordar las patologías de una manera global y multidisciplinar que garantice los mayores beneficios para el paciente, tanto a nivel de diagnóstico como de tratamiento, permitiéndole acceder prácticamente en tiempo real a los procedimientos y técnicas más innovadores, resultado de la aplicación de los resultados de la investigación científica en la práctica clínica diaria. En este sentido, el Dr. Borja Ibáñez, cardiólogo en el Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz de Madrid y co-director científico de la Jornada y Jeanette Schulz-Menger, especialista en Resonancia Magnética Cardiológica del Hospital Helios de Berlín Buch, en Alemania, han presentado los últimos avances que el mapeo mediante resonancia magnética aporta en patología cardíaca.

En concreto, el Dr. Ibáñez ha explicado cómo, gracias a la resonancia magnética de última generación, se ha conseguido encontrar el marcador más precoz de daño cardiovascular asociado a los tratamientos oncológicos, presente mucho antes de que cualquier otro marcador actualmente utilizado se viese afectado: el ‘T2 mapping’.  Este hallazgo, conseguido por un equipo de investigadores del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC) y del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz, en colaboración con Phillips, “permitirá, en caso de ser validado con pacientes, identificar qué pacientes toleran bien el tratamiento con antraciclinas, aunque se hayan utilizado dosis altas y, en el caso de que haya una recaída, volver a usar esta familia de fármacos a las dosis altas que son eficientes”, continúa Ibáñez, también director de Investigación Clínica del CNIC y coordinador del estudio.

Finalmente, el Dr. Manuel Anguita, Jefe del Servicio de Cardiología del Hospital Quirónsalud de Córdoba y Presidente de la Sociedad Española de Cardiología(SEC) ha cerrado la sesión haciendo un guiño al futuro de la cardiología presentando el proyecto de la SEC sobre la situación actual del sistema sanitario español y el papel que juega en él la figura del cardiólogo analizando puntos como la evolución del sector, las necesidades de la cardiología en el futuro, el papel de la mujer cardióloga y otros aspectos profesionales como cambios en el modelo formativo en residentes y subespecialistas, criterios de acreditación y la necesidad de una acreditación periódica de los cardiólogos. “La idea”, ha explicado el Dr. Anguita, “es cambiar el modelo de gestión actual por un modelo basado en la gestión clínica con la participación activa de los especialistas y formación adaptada a la evolución innovativa, no sólo en materia específicamente cardiológica sino relacionada con otras muchas áreas de conocimiento como la alta tecnología, la inteligencia artificial, la física, la ingeniería, la estadística y, por supuesto, otras especialidades médicas.”

“Esta jornada supone una ocasión única,” subraya el Dr. Berruezo, “difícilmente repetible y que propicia el modelo de crecimiento colaborativo que contribuye enormemente al espíritu de mejora continua que aplicamos en nuestra práctica diaria”.

Una primera edición, en definitiva, que ha conseguido reunir a las figuras más relevantes de los distintos campos asociados al tratamiento de la patología cardiovascular para compartir en primera persona su experiencia y contribuir a la mejora de los resultados de los tratamientos de esta enfermedad y de la calidad de vida de los pacientes, así como garantizar la aplicación de los últimos avances terapéuticos y de los modelos más vanguardistas, junto con un trato basado en la calidez humana, sello diferencial del modelo de excelencia por el que apuesta Quirónsalud.

Publicidad

Comentarios