Un total de diez niños, pacientes de los hospitales universitarios Fundación Jiménez Díaz, Rey Juan Carlos (Móstoles), Infanta Elena (Valdemoro) y General de Villalba disfrutaron a principios de mes de un día único a bordo esos coches que todos hemos soñado alguna vez conducir.

Publicidad

Ocurrió en la jornada que, por segundo año consecutivo, la asociación sin ánimo de lucro Cars for Smiles organizó en Madrid para poner en contacto a dueños y “padrinos” de vehículos deportivos y de alta gama con cerca de 40 jóvenes de entre 14 y 18 años, y procedentes de varios hospitales públicos de Madrid, con patologías crónicas o de larga duración como la diabetes, afectaciones neurológicas o enfermedades respiratorias o digestivas.

La cita comenzó en las instalaciones de la Real Federación de Fútbol, en Las Rozas, donde Antonio Álvarez Cuéllar, responsable de Cars for Smiles Madrid, presentó la iniciativa, antes de que conductores y pacientes se conocieran y compartieran un saludable desayuno, y de que todos pudieran ver de cerca, fotografiarse y hasta “probar” una flota de vehículos expuestos de las que pocas veces se pueden juntar.

Un recorrido de 65 km hasta el Circuito del Jarama fue el siguiente punto del orden del día y el “plato fuerte” de la agenda, junto a las actividades en pista que realizaron una vez allí. Tras un almuerzo conjunto en el recinto, se entregaron también los fondos recaudados durante la jornada, destinados a un proyecto de investigación o asistencial dirigido a mejorar la atención de este colectivo, y se presentaron los ganadores de la edición anterior, uno de los cuales fue una iniciativa propuesta y desarrollada por la Fundación Jiménez Díaz.

Sala de juegos en Pediatría y coches teledirigidos para desplazamientos intrahospitalarios

Así, Eva Rueda, responsable del Servicio de Atención al Paciente del hospital madrileño, explicó cómo la puesta en marcha de una sala de juegos muy especial en el Servicio de Pediatría de la Fundación Jiménez Díaz permite a los niños hospitalizados en el mismo disfrutar de tiempo de ocio y entretenimiento durante su ingreso, lo que contribuye a mejorar su estado de ánimo, a que acepten y lleven mejor su estancia en el centro y a que “sigan siendo niños”, pese al problema de salud por el que estén pasando.

Igualmente, en el marco de este proyecto ganador, también se ha adquirido una pequeña partida de coches eléctricos para estos cuatro hospitales que permiten a los niños hospitalizados de entre 1 y 7 años desplazarse por el interior del centro cuando tienen que realizarse pruebas complementarias, procedimientos médicos o intervenciones quirúrgicas. Con ello se consigue mejorar parámetros que suponen una situación de ansiedad para los pequeños, como la vivencia del proceso de su enfermedad o la propia realización de dichas exploraciones.

Como cierre a la participación de los cuatro hospitales públicos gestionados por Quirónsalud en la Comunidad de Madrid, Hugo, uno de los pacientes pediátricos de la Fundación Jiménez Díaz, vivió además otra experiencia única el pasado 6 de noviembre.

Y es que, gracias a Nissan Iberia, S.A, uno de los colaboradores de Cars for Smiles en esta iniciativa, Hugo pudo no sólo asistir al partido del Atlético de Madrid-Borussia Dortmund celebrado en el Estado de Fútbol Wanda Metropolitano, sino también acceder al campo y bajar al césped, junto a otros menores participantes en la citada jornada con Cars for Smiles, a mover la lona central mientras sonaba el himno de la UEFA Champions League.

Eva, su madre, asegura que ésta ha sido una “oportunidad extraordinaria” para Hugo que, aunque “al principio iba muy nervioso, quienes le acompañaron le tranquilizaron mucho y pudo disfrutarla muchísimo”. “Salió encantado de vivir esa experiencia, escuchar el himno en el campo junto al resto de los niños, con los jugadores y los árbitros…”, añade, asegurando que para su hijo ha sido una experiencia “impresionante”.

Publicidad

Comentarios