El Departamento de Bioética Clínica (DBC) del Hospital Universitario Infanta Elena, integrado en la red sanitaria pública madrileña, presentó su proyecto, funcionamiento, objetivos y primer balance de actividad, tan solo cinco meses después de su creación, en el 14º Congreso Internacional de Bioética, celebrado recientemente en Madrid bajo el lema “Bioética y Compasión”, donde el interés generado confirmó su carácter pionero en la materia a nivel nacional.

Publicidad

Y es que desde su puesta en marcha el pasado mes de mayo, este departamento, integrado en el hospital como parte de su cartera de servicios, lo que, a día de hoy, lo hace único en España, ya ha recibido más de una docena de casos, frente a los dos o tres que tienen de media los Comités de Ética Asistencial (CEAS), ya ha realizado varias jornadas sobre temas del máximo interés dentro de este ámbito, ha avanzado en la formación de diferentes servicios del Infanta Elena en esta disciplina y lanzará en breve su primer Curso de Bioética Clínica Básica para residentes.

“Tras una mesa redonda en la que se comentaron los problemas habituales de los CEAS en nuestro país, que actualmente son poco operativos y resolutivos, y reciben un número muy reducido de casos, surge como solución este modelo de Departamento de Bioética Clínica, que en el Infanta Elena sigue las pautas del Dr. Joseph J. Fins -jefe del Departamento de Ética Médica del New York Presbyterian Hospital y Weill Cornell Medical College-“, explica la Dra. María Herrera, jefa de los servicios de Cuidados Paliativos y Geriatría del hospital de Valdemoro.

Los asistentes al congreso reconocieron el valor diferencial de este departamento -promovido por la geriatra, junto a los doctores Francisco Javier Ruiz y Pedro Antonio Pacheco, jefe del Servicio de Alergología del hospital, y especialista de su Servicio de Cirugía General y Aparato Digestivo y director del DBC, respectivamente- “que cuenta, además, con personal altamente cualificado en Bioética, lo que generó mucho interés en su presentación, y varios representantes de hospitales solicitaron conocer el proyecto mejor y más de cerca para tomarlo como modelo en sus instituciones”, añade la Dra. Herrera, manifestando su deseo de que “se copie en muchos hospitales, promocionando así la Bioética Clínica”.

Primer balance de actividad, muy satisfactorio

“Creemos que éste era un tipo de departamento necesario y hemos conseguido ponerlo en marcha en este hospital de forma pionera en España”, continúa la especialista desgranando las actividades ya realizadas por el DBC del Hospital Universitario Infanta Elena que constituyen un balance muy satisfactorio, empezando por la recepción de más de 12 casos para resolver a modo de interconsulta desde que se presentó y puso en marcha en mayo, con buena aceptación desde el inicio.

La doctora Herrera durante la presentación del Departamento de Bioética Clínica del HUIE en el congreso
La doctora Herrera durante la presentación del Departamento de Bioética Clínica del HUIE en el congreso

Asimismo, el Departamento de Bioética Clínica promovido por los doctores Herrera, Pacheco y Ruiz, ha organizado también en estos meses jornadas formativas con sesiones generales sobre temas tan actuales e interesantes, tanto para el personal sanitario como para la sociedad, como la eutanasia o el testamento vital y las instrucciones previas.

En paralelo, y a cargo de Ana Belén Hernández, experta en Bioética y también miembro del DBC del hospital, se ha ido formando a otros profesionales del centro, en diferentes servicios y controles de Enfermería, para seguir promocionando el pensamiento en Bioética tan necesario para optimizar la calidad asistencial en numerosos procesos, a lo que se sumará el próximo primer Curso de Bioética Clínica Básica para residentes, que facilitará a este colectivo una formación específica que mejorará su labor asistencial diaria.

Una innovación pionera, un modelo a seguir

Enmarcado en su estrategia de humanización de la asistencia sanitaria y la mejora continua de su calidad, el DBC del Hospital Universitario Infanta Elena se creó y puso en marcha la pasada primavera, como parte de la cartera de servicios del centro, con el objetivo de hacer presente la bioética como parte habitual de la práctica clínica, y de la forma más cercana al paciente y más práctica posible.

Así, originado en su CEAS, al que pertenece, e integrando en el equipo la figura de los consultores, este proyecto persigue sensibilizar, difundir y promocionar el pensamiento ético; proporcionar formación en bioética clínica; asesorar ante conflictos éticos en la práctica asistencial; y promover la investigación y el desarrollo de esta disciplina.

Tal y como explican sus promotores, este departamento constituye una “innovación pionera” y un modelo cada vez más implantado y consolidado en numerosos hospitales de Estados Unidos, configurándose como modelo a seguir, ya que “cada acto médico puede es un acto ético y puede convertirse en un caso de bioética clínica”. Este analizará cada situación diferenciando los valores en conflicto, y resolviendo por método deliberativo el curso óptimo de acción, que se constituirá en informe consultivo, no ejecutivo. La actividad del DBC es reportada al CEAS, órgano consultivo superior del departamento.

Así, el DBC del Infanta Elena está ya resultando de gran utilidad para muchos de sus servicios y ayudando en una gran variedad de conflictos o problemas relacionados con el principio y el final de la vida, la adecuación del esfuerzo diagnóstico y terapéutico, la planificación de cuidados o las enfermedades en situación terminal, las creencias de los pacientes, la reproducción o los trasplantes, entre otros.

Publicidad

Comentarios