El Dr. Emilio Calvo Crespo, jefe de Servicio de Cirugía Ortopédica y Traumatología de la Fundación Jiménez Díaz, así como de los hospitales universitarios Infanta Elena (Valdemoro) y General de Villalba, y vicepresidente de la Sociedad Europea de Cirugía de Hombro y Codo (SECEC), ha sido nombrado presidente electo de la institución en su último congreso, recientemente celebrado en Copenhagen.

Publicidad

En septiembre de 2020 el Dr. Calvo asumirá este cargo, que ejercerá por un periodo de dos años, siendo el primer español nombrado para el mismo en la historia de la sociedad científica más importante del mundo de esta subespecialidad, especialmente exigente para admitir a sus socios y para acceder a puestos de gestión, para los que es requisito tener una actividad asistencial y académica sólida y continuada, con actividades formativas y publicaciones en revistas de impacto acreditadas.

Actualmente, como miembro de la Junta Directiva de la SECEC, y junto a su presidente, el especialista está diseñando un plan estratégico que incluye las principales líneas de trabajo de la sociedad: profundizar en el apoyo a la investigación en esta subespecialidad de la cirugía, crear un programa de formación y acreditación europeo, impulsar un registro europeo de implantes ortopédicos, potenciar la integración de los países de Europa del este y fomentar las relaciones con sociedades afines, “especialmente las asiáticas, que están adquiriendo gran importancia recientemente por la contribución de India y China”, señala.

Asimismo, durante su presidencia, el Dr. Calvo persigue integrar el programa de formación en cirugía de hombro y codo en la European Federation of National Associations of Orthopaedics and Traumatology (EFORT), que servirá de futuro programa de acreditación de la superespecialidad en la Unión Europea, incorporar a los más jóvenes a la sociedad -también residentes-, ordenar las relaciones con profesionales afines (fisioterapeutas, rehabilitadores, ingenieros, etc.) y desarrollar herramientas de comunicación online para la formación en cirugía de hombro y codo.

La cirugía de hombro en Europa y España

Esta subespecialidad quirúrgica, que en la actualidad está investigando problemas comunes a otras articulaciones, “ha conseguido avances notables en problemas tales como el tratamiento de las lesiones del cartílago, de las lesiones crónicas asociadas al envejecimiento y de lesiones de hombro y del codo en el atleta joven”, señala el presidente electo de la SECEC, añadiendo que la cirugía de hombro y codo goza de una excelente salud en España y Europa.

“Al contrario de lo que ocurre con otras especialidades, en las que Estados Unidos es líder en innovación, en el ámbito del hombro hay muchos desarrollos innovadores que han sido y son originaria y netamente europeos”, apunta el Dr. Calvo. Entre ellos destacan la artroplastia inversa, ciertos diseños de artroplastia anatómica o algunas técnicas de cirugía artroscópica avanzada. “Ello hace que Europa sea líder en cirugía de hombro -continua- y que la sociedad europea sea la sociedad científica más prestigiosa en esta área de interés”.

Más aún: el especialista asegura que “la cirugía de hombro española está técnicamente al máximo nivel”. No obstante, reconoce que “tiene que profundizar más en investigación, un aspecto que, en nuestra cultura, y lamentablemente en nuestro sistema, no siempre está suficientemente ponderado”.

No es este, sin embargo, el caso de la Fundación Jiménez Díaz, donde se está trabajando en varios proyectos de investigación alineados con los objetivos de la SECEC. Algunos de ellos son el tratamiento de la artrosis de hombro en el paciente joven, el estudio de la inestabilidad de hombro en el atleta, el tratamiento de las fracturas de húmero proximal en el paciente con osteoporosis y el tratamiento de las fracturas y luxaciones en el codo.

Esta actividad, publicada en revistas de impacto dentro de la especialidad, ha permitido que el hospital madrileño haya sido reconocido como centro de excelencia en cirugía de hombro y codo por diversas sociedades científicas nacionales e internacionales y que se haya podido establecer un programa de “fellowship” en esta disciplina. Concretamente, este programa cuenta con dos plazas, una de un año y otra de tres a seis meses, y ha tenido una acogida excelente en la comunidad internacional. “Tenemos prácticamente cubiertas las plazas para los próximos dos años”, concluye el Dr. Calvo.

Publicidad

Comentarios