Tras una larga trayectoria acumulando numerosas candidaturas premiadas o finalistas en sus muchas categorías, la XIII Edición de los Premios Best in Class (BiC) tuvo ayer en Palacio de Exposiciones y Congresos de Santander un claro protagonista: el Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz, que se hizo con el galardón al Mejor Hospital de Alta Complejidad -categoría más concurrida un año más, con 70 hospitales inscritos- y logró, además, tres premios en las categorías de Investigación en Oncología, Hematología y Microbiología.

Publicidad

Recibir este premio supone “un reconocimiento al esfuerzo, trabajo y dedicación profesional de todos los que día a día hacemos realidad que la Fundación Jiménez Díaz sea un lugar donde el paciente se encuentra, de verdad, en el núcleo de nuestro interés clínico y vocacional, con el objetivo común de cuidar de su salud”, afirmó Juan Antonio Álvaro de la Parra, gerente del hospital madrileño, tras recibir el galardón.

“Representa también una motivación para seguir trabajando en esta dirección, con el objetivo de que el paciente sienta que está recibiendo la mejor atención médica, con los mejores recursos tecnológicos y de la mano de los mejores profesionales, pero, además, pensando en que su experiencia en nuestro hospital sea la mejor posible, y con un trato humano diferencial”, añadió.

Y es que, el camino de la excelencia pasa por trabajar en muchos ámbitos: la asistencia médica, la experiencia del paciente, la gestión eficaz y eficiente de los recursos, el apoyo y promoción de la investigación y la docencia -continuó Álvaro de la Parra; pero los esfuerzos en esta dirección, aunque traigan resultados positivos, nunca llegan a su meta”. “La meta es seguir mejorando permanentemente, y eso es lo que tratamos de hacer cada día en la Fundación Jiménez Díaz”, aseveró.

De ahí que la principal “excelencia” del hospital, a juicio de su gerente, sea dar respuesta a las necesidades de sus pacientes de forma integral, involucrando no solamente al enfermo, sino haciendo protagonistas también a los familiares y/o cuidadores, y en el menor tiempo posible, así como apostando por avanzar en la investigación en diferentes campos y por la docencia para contribuir a la formación de los futuros profesionales de nuestra sanidad.

Premio BiC en Investigación en Oncología

Por su parte, el Dr. Jesús García-Foncillas, jefe del Departamento de Oncología de la Fundación Jiménez Díaz, calificó el Premio BiC en Investigación en Oncología, que él mismo recogió, como un “reconocimiento a la labor de todo un gran equipo que entiende el concepto de la investigación como un servicio a nuestros pacientes y a todas las personas y familias que cuidan y sufren con ellos”, pero aseguró que “la mayor recompensa nos la dan cada día nuestros pacientes con su confianza y su apoyo, con su capacidad de lucha y su tenacidad; ellos son los que realmente se merecen todos los premios y nuestro total reconocimiento”.

El Dr. García-Foncillas con el Premio BIC a Mejor Hospital de investigación en Oncología
El Dr. García-Foncillas con el Premio BIC a Mejor Hospital de investigación en Oncología

Por ellos, desde el servicio se apuesta por un abordaje personalizado, multidisciplinar e integral. “Nos importa ofrecer el mejor tratamiento y la más avanzada investigación a nuestros pacientes, pero también es crítico su sufrimiento como persona, sus miedos, temores, todos esos síntomas que condicionan su calidad de vida; sólo en el contexto de un trabajo en equipo bien coordinado se puede entender el abordaje actual de todas las patologías tumorales que llevamos a cabo en nuestro OncoHealth”, incidió el también director del Instituto Oncológico.

¿En el horizonte? Nada menos que anticiparse al desarrollo de cualquier cáncer, trabajar en los mecanismos que inician la transformación de una célula en cualquier órgano a una cancerosa. En una palabra: “trabajar con las personas sanas para que nunca desarrollen un tumor, de manera que no lleguen a necesitar un tratamiento oncológico”, auguró el Dr. García-Foncillas, que en los BiC 2017 ya recogió una Mención de Honor en esta categoría.

Mejor Hospital en Hematología

Los Premios BiC son también viejos conocidos para el Servicio de Hematología de la Fundación Jiménez Díaz, que en esta edición recibió nuevamente un galardón que pone de relieve el trabajo de “todo” el equipo y el “empeño continuo en hacer las cosas bien y con ilusión”, como dijo su responsable, la Dra. Pilar Llamas.

La Dra. Llamas recogió el Premio BIC al Mejor Hospital de Hematología
La Dra. Llamas recogió el Premio BIC al Mejor Hospital de Hematología

Conseguir este premio ha sido posible gracias a “iniciativas tecnológicas, tanto en el campo del trasplante hematopoyético, como en el de la transfusión y el laboratorio, o al trabajo realizado en Hematogeriatría, la atención psicológica al paciente trasplantado en todo su recorrido (con la ayuda del equipo de Psicooncología) y la escuela de pacientes anticoagulados”, así como a proyectos, ya más de presente que de futuro, como el de “Cardio-Oncología, los programas de ejercicio físico para los pacientes oncológicos y el impulso a la investigación traslacional en Hematología, añadió la especialista. Todo ello mejorando cada día en su principal logro: la satisfacción del paciente en todos los sentidos.

Microbiología, el cuarto Premio BiC

Finalmente, el jefe del Servicio de Microbiología del hospital madrileño, el Dr. Ignacio Gadea, resaltó al recibir el Premio BiC en esta categoría el esfuerzo, trayectoria y evolución de su departamento reconocido con este galardón. Asimismo, afirmó, el servicio considera como una parte muy importante de su actividad asistencial “la interacción directa con los profesionales de otros servicios del hospital” y se enorgullece especialmente de ser considerado “próximo, accesible y muy relevante para el manejo del paciente infectado”.

El Dr. Gadea recogió el Premio BIC al Mejor Hospital en Microbiología
El Dr. Gadea recogió el Premio BIC al Mejor Hospital en Microbiología

“Queremos que el resultado de nuestra actividad sea relevante para la asistencia; ello implica que los resultados sean fiables, emitidos en el menor tiempo posible y que incluyan información de utilidad para el clínico, que pueda ser emitida de forma que incluya matizaciones, recomendaciones, e incluso, la interacción directa con ellos”, apostilló el especialista como reto y objetivo permanente.

En la XIII Edición de los Premios Best in Class, a la que han concurrido en torno a 800 servicios y 120 centros, el Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz fue, además, finalista en otras ocho categorías: Mieloma Múltiple, Leucemia Linfocítica Crónica, Enfermedades Infecciosas, VIH Sida, Oncología, Nefrología, Urología y Neumología.

Los Premios Best in Class son una iniciativa promovida por Gaceta Médica, publicación del Grupo de comunicación Wecare-U, y la Cátedra de Innovación y Gestión Sanitaria de la Universidad Rey Juan Carlos que tienen como objetivo reconocer públicamente al mejor centro de Atención Primaria, al mejor hospital y a los mejores servicios y unidades del territorio nacional, tanto públicos como privados, que buscan la excelencia en la atención que prestan a sus pacientes.

La concesión de estos galardones se basa en la puntuación obtenida por los candidatos con el Índice de Calidad Asistencial al Paciente (ICAP), que se establece a partir del análisis multivariable de los datos recogidos en los cuestionarios de autoevaluación cumplimentados por los hospitales y centros de atención primaria. Los ganadores han recibido un diploma acreditativo y, junto con los finalistas, pasarán a forman parte de la Guía de los Mejores Hospitales y Servicios Sanitarios que se edita anualmente.

Publicidad

Comentarios